Psychotronic Kult Video.tk: Blood Freak <body OnContextMenu="return false"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d21878572\x26blogName\x3dPsychotronic+Kult+Video.tk\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/\x26vt\x3d9189659977127148319', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-2239433-1"; urchinTracker(); </script>

jueves

▼ REVIEWS

Blood Freak

Blood freak

Año: 1972 (USA)
Director: Brad F. Grinter, Steve Hawkes
Interpretes: Steve Hawkes, Dana Cullivan, Heather Hughes, Bob Currier, Anne Shearin, Linda Past, Debbie Smith, Sandy Kneelen, Domink Grutta, Randy Grinter, Larry Wright, Dolores Currier

Sinopsis: Un veterano del Vietnam come un pavo que ha sufrido una mutación por medios científicos. Desde ese momento sufre extrañas transformaciones, convirtiéndose en un hombre-pavo (en realidad un hombre con la cabeza de pavo), lujurioso, drogadicto y esquizofrénico con un deseo homicida de asesinar a jovencitas. Al final logrará reconducir su vida rezando a Jesús.

Comentario: Nuestro chef particular nos tiene preparado hoy un menú psicotrónico muy suculento a base de imágenes y diálogos tan absurdos y epatantes, que habrá que tomar una buena ración de sal de frutas para poder digerirlas. Esta receta tan delirante consta de los siguientes ingredientes: Un argumento desquiciado e inútil (lo mismo da la historia, el caso es colarnos un mensaje anti-drogas y pro-Jesús a la par que se realiza una producción de explotación ultrazetosa). La inclusión esporádica de una serie de soliloquios explicativos acerca del abuso de las drogas y las sustancias químicas, realizadas por el co-escritor y co-director de la película, Brad Grinter (personaje ya curtido en este tipo de películas pues empezó haciendo nudies en los años 70 a imagen de los que se hacían en los años 50; como la jugada no funcionó se dedicó entonces a realizar películas gore con unos niveles de producción incluso menores que las películas de serie Z). Estas escenas son de lo más torpes, con Grinter mirando directamente a la cámara y leyendo a la vez lo que tiene escrito en un papel, con la apoteosis final del último discurso en el que a Grinter le da un ataque de tos (por supuesto esto no estaba en el guión). Un nivel actoral casi propio de las películas pornográficas, a la cabeza de la cual esta Steve Hawkes (conocido por sus papeles de Tarzán) que tuvo que tomar las riendas de la escritura de guión y de la dirección de la película al quedarse los productores sin dinero (la mala suerte persiguió a Hawkes, ya que estuvo hospitalizado una larga temporada debido a un accidente sufrido en su anterior película Tarzán y el arco iris, supongo que debido a los gastos supuestos por su estancia en el hospital decidió trabajar en esta producción para poder cobrar unos PAVOS). Y por último, escenas tan bizarras y psicotrónicas como aquella en la que nuestro protagonista ya transformado secuestra a las chicas, las cuelga boca abajo cortándolas el cuello y posteriormente se bebe su sangre con sus propias manos; o aquella otra escena en la que el hombre-pavo tiene relaciones sexuales con su novia y mientras la pantalla permanece oscura porque han apagado las luces de la habitación, la joven emite gemidos propios del orgasmo mientras el hombre-pavo gluglutea; o aquella escena sangrienta en la que el hombre-pavo le corta la pierna a un camello en una mesa con una sierra eléctrica, notándose que no se trata de un actor sino de un minusválido con una pierna ortopédica; u otra escena bastante bizarra en la que unos jóvenes atacan al protagonista con un cuchillo y le cortan la cabeza, después de lo cual aparece en la siguiente imagen un pavo servido en un plato al que varias manos van arrancando trozos para comérselo y al lado del cual está la cabeza cortada del hombre-pavo (al final será una alucinación del protagonista). Como no podía ser de otro modo en una película que pretende aleccionarnos sobre el consumo de sustancias ilegales mediante mensajes religiosos, el final tiene que ser acorde con estas premisas (los dos enamorados abrazados encaminándose hacia el amanecer).
En resumen hay que decir que estamos ante una película muy pobre de medios e ideas a la que no se la puede tomar demasiado en serio. Una película auténticamente PAVO-ROSA. Pedro Alberto Rueda

Psychometro:

Etiquetas: ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

 
Pkv revista de análisis cinematográfico. Prohibida su reproducción (incluso indicando la procedencia).