Psychotronic Kult Video.tk: DOSSIER: Operazione Paura <body OnContextMenu="return false"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d21878572\x26blogName\x3dPsychotronic+Kult+Video.tk\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/\x26vt\x3d9189659977127148319', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-2239433-1"; urchinTracker(); </script>

jueves

▼ REVIEWS

DOSSIER: Operazione Paura

El material del que están hechas las pesadillas por Toni Junyet


Hace tiempo me topé por la Red con un bonito texto sobre ‘Un soplo en el corazón’, el discazo de Family. Por si no los conocéis, Family —Javier Aramburu e Iñaki Gametxogoikoetxea— eran dos vascos que a principios de los 90 gestaron uno de los discos más bellos del pop español. En el artículo, Javier Becerra nos dice: “Sí, es un hecho común. Todas las versiones escritas sobre UN SOPLO EN EL CORAZÓN (Elefant-94), primer y único disco de FAMILY, convierten al crítico en un torpe aprendiz de poeta, en un cursilineo encadenador de palabras acarameladas”. Exactamente lo mismo podría decir yo acerca de mi pretensión de hablar de ‘Operazione paura’ (conocida como ‘Kill, baby… kill!’ en USA), el espléndido cuento de terror que dirigió en 1966 Mario Bava. No tengo constancia de que se estrenara en España. Es, de hecho, una de sus películas menos accesibles, a la que algunos afortunados gallegos tuvieron acceso cierta madrugada que a los de TVG les dio por proyectarla, en versión original subtitulada.

Mario y Bava, juntas, son palabras mayores. Nacido en San Remo en 1914, este orfebre del cine fantástico —aunque no se limitó a este género— empezó a trabajar como operador de cámara y director de fotografía ya en los fatales años 30. A finales de los 50 empieza a codearse con Riccardo Freda, otro maestro, ayudando a terminar filmes como ‘I vampiri’ o ‘Caltiki’. También participó en el rodaje de ‘La batalla de Maratón’, película que Jacques Tourneur dejaría incompleta, entre otros peplums y películas fantásticas de la época. En 1960 se presenta como director con la fundacional ‘La máscara del demonio’, uno de los filmes que, junto a ‘Danza Macabra’ de Antonio Margheriti’ o ‘L’amante del vampiro’ del bizarro Renato Polselli, inauguraría en Italia la moda del horror gótico que la Hammer estaba empezando a rentabilizar en Gran Bretaña. A partir de ahí se sucederían unas 25 películas notables, algunas de las cuales han entrado con letras de oro en la historia del fantaterror italiano y del cine en general. No es el momento de repasar su filmografía, así que, despues de este largo paréntesis, volvamos a ‘Operazione Paura’.

Decía, ¿qué puedo decir yo, insignificante aficionado que ni siquiera acierta a recordar que es en cine eso del cambio de eje? ¿qué voy a decir para no empañar el broche de oro que gestó Bava, con que lisiada poesía podré emular la majestuosa lírica terrorífica que destila, desde el primer minuto hasta el último, esta ‘Operazione Paura’? Decir, primero, que la encuentro muy superior a las históricas aunque sobrevaloradas ‘La máscara del demonio’ y ‘Seis mujeres para el asesino’. Ambas tienen una excelente fotografía, lo que ya era marca de la casa. En ambas se percibe un dominio de la composición poco usual, lo que también es marca de la casa. Pero a ‘La máscara del demonio’ le falla la segunda parte de la película, la que se desarrolla en el castillo, que se convierte en un folletín de este y el otro han muerto, ahora corro, ahora me escapo, ahora grito. Efectivo, con buenos sustos, pero que no impresiona. ‘Seis mujeres para el asesino’: vale que es el primer giallo, vale que sin ella no existiría ‘Rojo Oscuro’ ni ‘Viernes 13’ ni nada de todo eso, pero vista hoy no deja de ser una peli bien rodada pero anodina y nada sorprendente. A mi al menos no me dijo demasiado. ‘Operazione Paura’ reúne la inspiración y la artesanía que le han dado el renombre a Bava y las aplica a la perfección en la sencilla historia de un doctor que llega a cierto pueblo a realizar la autopsia de una chica que murió en circunstancias extrañas y se encuentra con un ambiente plagado de silencio y de secreto que parece girar entorno a una misteriosa niña vestida de blanco que se aparece de vez en cuando a la gente del lugar… A ‘Operazione Paura’ casi se le podría quitar el sonido y no nos importaría. Casi sería más entretenida como peli muda que muchos supuestos clásicos con los que se llenan la boca esos académicos del cine. Porque ya desde esas primeras imágenes azuladas de los pies de la chica bajando la escalera, la fascinadora visión desde la tartana de esos hombres llevando la tumba bajo el sol, Mario Bava nos adentra en un trip pesadillesco que sublima el concepto de atmósfera y le da al horror entendido como arte, como poesía en movimiento, una de sus obras cumbres.

Es innegable que esta película influyó y mucho en la generación de directores italianos que tomaría el relevo de Bava durante los años 70 y 80. Hablo de Dario Argento y de Lucio Fulci, pero tampoco habría que olvidarse de Pupi Avati o de Michele Soavi, otros dos directores con un talento inusual para crear atmósferas. Hay más de un paralelismo entre la villa de ‘Operazione Paura’ y la de ‘Inferno’ —compárense sino las fachadas iluminadas en la noche, casi idénticas—; el recurso de la niña fantasmal se repite en ‘El más allá’ y ‘En aquella casa al lado del cementerio’ de Fulci. El británico Nicolas Roeg también lo haría suyo vistiendo al pequeño espíritu con un impermeable —anticipo de los demonios de ‘Cromosoma 3’— en la neblinosa Venecia de ‘Amenaza en la sombra’ (‘Don’t look now, 1973). ‘Inferno’ de Argento es, a parte de otra excelente película, una de las últimas en que el maestro Bava dejó su impronta encargándose de algunos efectos visuales y rodando la bella escena acuática del principio.

Tras las presentaciones de rigor, una vez ubicada la historia y definidos sus personajes, la narración toma cada vez un cariz más expresionista y surrealista, culminado en el clímax de la villa, que nos deja varias imágenes para el recuerdo: el mayestático y deliciosamente iluminado plano de la escalera de caracol o el pequeño bucle en que se encontrará el protagonista del filme durante su huida de la mansión. O ese momento en que simulando estremecedoramente el efecto de un columpio sobre el que vuela la niña, se nos regala una postal nocturna, vivamente coloreada, del pueblo. Ahora que muchos empresarios y mercenarios del cine deben defender la preocupante sobredosis de la animación por ordenador y la sofisticación tecnológica de los efectos especiales, es preciso recordarles que hubo un tiempo en que las cosas se hacían de otro modo y no necesariamente peor. Es más, rara vez los tan aclamados CGI effects han servido para algo más que para molestar o para humedecer la ropa interior de jovenzuelos demasiado impresionables. Brillan entre este montón de basura la denostada ‘La gran aventura de Mortadela y Filemón’, cojonuda adaptación del universo de Ibáñez, o el taquillazo del Señor de los Anillos. Frente a la opulencia de medios, Bava oponía una gran inteligencia narrativa y un dominio brutal de la composición cinematográfica. Las pantallas croma azules ante las que hoy recitan sus textos Ian McKellen y Elijah Wood eran entonces sets cuidados hasta el último detalle para que la cámara, sin necesidad de soportes adicionales, nos sumergiera en la tan hermosa como aterradora irrealidad del cine.

Hay que sentirla, hay que verla, hay que recuperarla. A falta de ver unas cuantas, me parece la obra maestra de Mario Bava. Por películas como esta son por las que lamentaré eternamente que a los seguidores del fantástico nos tengan en un ghetto de freaks, ese ghetto que delimitan con sus miradas y con sus risas interiores cuando les decimos que nos parece mejor película ‘Amanecer de los muertos’ u ‘Operazione Paura’ que su amada ‘Casablanca’.

Etiquetas:

3 Comentarios:

10.11.06 Anonymous MARIOBAVA

Gran Dossier para una obra maestra absoluta...

 
19.8.07 Anonymous Anónimo

Genial comentario, maravillosa película. A reivindicar ya.

 
10.8.08 Blogger [!]~◊ Jon ◊~[!]

La mejor reseña que he leído sobre 'Operazione Paura', una película preciosa.

¡Saludos y alaridos!

 

Publicar un comentario

 
Pkv revista de análisis cinematográfico. Prohibida su reproducción (incluso indicando la procedencia).