Psychotronic Kult Video.tk: Gomia, terror en el mar Egeo <body OnContextMenu="return false"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d21878572\x26blogName\x3dPsychotronic+Kult+Video.tk\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/\x26vt\x3d9189659977127148319', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-2239433-1"; urchinTracker(); </script>

domingo

▼ REVIEWS

Gomia, terror en el mar Egeo

Antropophagus IMDb

Año: 1980 (Italia)
Director: Joe D'Amato
Interpretes: Tisa Farrow, Saverio Vallone, Serena Grandi, Margaret Mazzantini, Mark Bodin, Bob Larsen, Rubina Rey, Simone Baker, Mark Logan, George Eastman, Zora Kerova
.
Sinopsis: Un grupo de jóvenes llegan con su barco a una pequeña isla en el mar Egeo, un lugar paradisiaco pero que encuentran desierto, sus habitantes han desaparecido. Muy pronto la curiosidad e intriga que desarrollan los jóvenes les lleva a descubrir que los habitantes de la isla han muerto o han huido despavoridos ante algo que les asustaba terriblemente...

Comentario: El Mar Egeo... origen de mitos y leyendas, cuna de la Mitología Griega, aún en nuestros días, poseedor de innumerables secretos y ocultos horrores... Incluso actualmente, aún tiene sus peligros tal y como la película “Antropophagus” (en España titulada “Gomia, Terror en el Mar Egeo") del ya fallecido director italiano Joe D’Amato, parece sugerirnos. El mayor peligro fue sin embargo, el impacto que esta horrible historia tuvo en las tiernas e inocentes mentes de la audiencia a la que iba dirigida. La película trata la historia de un grupo de felices excursionistas que se disponen a disfrutar de un placentero crucero por el Mar Egeo y que finalmente se topan con la guarida de un antropófago asesino... Con un ritmo narrativo lento que aburre en ocasiones, a los espectadores que prefieren tener sus acostumbrados “excesos” gore minuto tras minuto, es precisamente este inesperado aspecto de la película lo que la hace diferente de los tópicos del resto de las películas de su género y lo que le proporciona una atmósfera claustrofóbica única y magistralmente conseguida. Durante la primera parte de Gomia, la historia parece divagar o deambular: primero un brutal asesinato en la playa, unos excursionistas… y después un largo y lento desarrollo con los protagonistas ya en el yate sobre un idílico y apacible mar azul. Sin embargo, ya tenemos bastantes indicios que nos indican que no todo va a ser como debería, transmitiéndonos de este modo la desasosegante y desagradable sensación de una maldición cerniéndose sobre ellos. Somos ya conscientes de que el tranquilo crucero terminará sumido en graves problemas. La presencia de la hermana de uno de los excursionistas, dotada de poderes psíquicos y extrasensoriales, que en un principio parece ser inocua e inofensiva, lentamente va ganando importancia en el desarrollo del argumento, puesto que sus visiones y premoniciones sobre los horribles hechos que se van a desencadenar ponen en alerta a los alegres excursionistas. Y, por supuesto, esas premoniciones se van haciendo realidad, a la par que nuestro grupo de amigos intentan resolver el misterio de la isla completamente deshabitada y abandonada en la que ya se encuentran irremediablemente atrapados y aislados. Una mujer embarazada del grupo de amigos desaparece sin dejar rastro, y el yate se va a la deriva sin aparente razón lógica. Cuando oscurece y tratan de refugiarse en una vieja mansión familiar, descubren a una chica ciega que ha permanecido escondida y aterrorizada por un extraño “ser”, un ser que podría ser la causa de la desaparición de todos los habitantes de la isla. Todo lo que consiguen averiguar (a través de esta aterrorizada muchacha ciega) es que ese “ser” desprende olor a sangre humana, lo cual, como es lógico, no ayuda mucho a calmar el creciente estado de nervios en que los personajes están ya sumidos. Llegados a este punto, el director aún no nos ha dado ni un solo destello de la imagen del monstruo, ni siquiera durante el ataque en la playa al principio de la película. Sin embargo la omnipresencia de la criatura oculta es percibida constantemente: ¿quién o qué es responsable de los horrendos hechos que parecen haber tenido lugar en la isla...? es algo que permanece misteriosamente oculto al espectador.
.
Cuando finalmente durante la noche estalla una violentísima tormenta eléctrica, nuestros protagonistas son arrojados ya cruelmente a un torrente de terror y pesadilla (es aquí cuando D’Amato consigue uno de los más espectaculares tratamientos de las sombras nocturnas iluminadas con el destello de los relámpagos y velas, consiguiendo una serie de secuencias realmente escalofriantes, sobre todo con la primera aparición por sorpresa del monstruo escondido tras una puerta y esbozando una sonrisa diabólica...). Ni siquiera la llegada del nuevo día finaliza la carnicería pues el monstruo sigue acechándoles y masacrándoles uno tras otro, con su andar lento pero implacable, con su respiración fuerte y trabajosa y sus ojos desorbitados... Únicamente los dos supervivientes tienen más éxito en defenderse que el resto de este desgraciado grupo: en la escena final, habiendo ya herido mortalmente al monstruo de un golpe con un pico en el estómago, son forzados a ser testigos del desparramamiento y posterior ingesta de sus propios intestinos... Esta repulsiva imagen final de la película pudo haber estado influenciada por los horribles sucesos del desastre del aeroplano de los Andes unos años antes del rodaje de la película, pero esto es algo de lo que el director nunca comentó nada al respecto. En cualquier caso, la película se podría comparar con la “Divina Comedia” de Dante, puesto que el personaje principal de Gomia (el antropófago interpretado por George Eastman) tiene bastantes similitudes con el Conde Ugolino, el cual es forzado por los acontecimientos a devorar a sus seres queridos, volviéndose loco como consecuencia. La razón por la que el antropófago cae en esta desgracia es mostrada en una secuencia de “flash-back”: bajo un sol ardiente, naufragado en alta mar con su familia, a la deriva... tiene que sucumbir a sus instintos naturales de supervivencia devorando a su propia familia, dejando de lado todos los conceptos éticos y morales comúnmente respetados por los seres humanos. El “hombre de familia” metamorfosea en una horrenda y deforme criatura caníbal (la piel de su rostro es víctima de una enfermedad causada por las intensas e implacables quemaduras del sol), al igual que el Cíclope Polifemo de la mitología griega, habita en una caverna, adentrándose él mismo en la locura y el terror. El éxito en la plasmación en pantalla de esta metamorfosis no es debida únicamente a la tremenda presencia física del actor George Eastman y su talento como actor, sino también a la inteligente “puesta en escena” y uso de esa imponente presencia física del actor de la que hace uso D’Amato, que hace parecer en ocasiones al ya de por sí alto actor, gigantesco. Especialmente reseñable es la escena en la que el antropófago ataca a una mujer embarazada arrancándole, literalmente, el feto del vientre como si se tratase de un delicioso aperitivo de media mañana... Este espantoso espectáculo – siempre citado por los enemigos de la película como la escenificación de la depravación - sirve para sacar a la luz el lado más oscuro de la imaginación humana, como una representación de los miedos que la sociedad humana considerados demasiado horribles como para, tan siquiera ser insinuados: simplemente mostraremos la escena explícitamente detallada.
.
Y aún así tan explícito como se muestra, no es exactamente eso lo que lo que “revuelve” la conciencia del espectador. El simple hecho de que una región tabú de la imaginación humana haya sido tocada, hace a la escena parecer más espantosa de lo que en realmente es. La película fue altamente controvertida incluso dentro de los círculos de aficionados al género del horror, provocando por igual tanto positivas como salvajes y negativas reacciones contra ella. Incluida en la “Video Nasties List” (Lista de vídeos asquerosos) que elaboró el gobierno de Margaret Thatcher, ha estado prohibida en Inglaterra hasta hace pocos años y aún sigue estándolo en (ya pocos) países. Esta fuerte respuesta emocional frente a las explícitas escenas gore desvirtuaron un tanto la película pues el eje principal, tiende a ser pasado por alto. Rodada con un presupuesto ínfimo, con la única intención de divertirse durante el rodaje y a la vez arañar unos cuantos “chavos”, su director afirmó (entre otras cosas, que ninguno se tomó demasiado en serio la película), pero que sin embargo se esforzaron en el maquillaje del monstruo, en dotarla de lugares carismáticos y que transmitieran emociones, así como en el esfuerzo de conseguir transmitir una atmósfera turbadora. Lo consiguieron, y de qué manera... Ciertamente es un punto criticable (excepto en el caso George Eastman) las poco entusiastas actuaciones de los actores, pero es en la evocación de una atmósfera realmente mórbida donde el film tiene éxito: abundantes toques góticos cuando Tisa Farrow corre por el cementerio de noche, cuando las velas y los relámpagos arrojan sombras sobre las paredes, cuando la cámara merodea alrededor de un lugar en las catacumbas donde se encuentra una sepultura como olvidada y a medias de enterrar. Especialmente efectiva es la experimental partitura de Marcello Giombini, cuyas “eclesiásticas” orquestaciones a base de tonos de órgano de iglesia y composiciones minimalistas con una especie de coros góticos contribuyen a espesar aún más la intensidad de las escenas. En sí misma, la banda sonora no es que sea especialmente reseñable, sólo sirve para subrayar el impresionante uso de D’Amato de las imágenes. Sin embargo, para los fans de la película, esos sonidos quedarán para siempre ligados al intenso estado anímico de las escenas, evocando para ellos una fuerte sensación de intranquilidad que es muy difícil de sacudirse. Gomia fue una de las más controvertidas películas de terror de su tiempo. Incluso hoy tiene un lugar importante su lugar entre las obras maestras del cine de bajo presupuesto. A la gran mayoría de los aficionados les resulta aburrida y sin gracia, pero al ¿pequeño? grupo de admiradores, esta película les quedó grabada “a fuego”. Resultado: al año siguiente de su estreno una seudo-secuela llamada Rosso Sangue, Absurd, en España “Terror sin Límite” (que apenas tenía relación argumental con la primera y en la que George Eastman aparecía ya sin maquillaje alguno), un Remake alemán 20 años después, (Antropophagus 2000) y una Página Web dedicada exclusivamente a ella...¿cuántas películas del género de aquella época han conseguido esto? los hechos hablan por sí solos... Cuanto más intentaron derrotarla y pisotearla sus detractores con sus duras críticas, más contribuyeron junto con lo antes mencionado y con su mezcla única de leyenda mitológica y posible hecho histórico, a crear su propio mito, el mito de “Gomia, Terror en el Mar Egeo”. Javier Pérez Ingelmo

Psychometro: •••••

Video:
.
Imágenes:

Etiquetas:

4 Comentarios:

8.7.07 Blogger BillyTully

Javier, felicitarte por tu bautismo de sangre en nuestra pagina con tan descomunal trabajo, una gozada leerlo, se nota que esta hecha ademas con todo el cariño y admiración que tu siente por dicho film.

 
9.7.07 Anonymous MARIOBAVA

Increible Javier...¡¡¡¡¡¡...Saber que el señor Javier tiene todo o casi todo lo editado de Gomia en España y muchas cosillas de diferentes partes del mundo...Osea un fan enpedernido de esta brutal obra de culto...

 
9.7.07 Anonymous El ser que nunca rie

Vaya caña de articulo que has currado.A mi esta peli tambien me impresiono mucho cuando la vi,y no es aburrida para nada. El necrofago esta terrorifico.¡¡ VIVA JOE DAMATO ¡¡¡¡¡¡¡¡¡

 
11.7.07 Blogger darkerr

En su momento tambien me impactó, y eso que sólo vi el trailer. Ya con los años me resultó de mala factura pero curiosa al menos. El comentario está muy bien sustentado, muy bueno.

 

Publicar un comentario

 
Pkv revista de análisis cinematográfico. Prohibida su reproducción (incluso indicando la procedencia).