Psychotronic Kult Video.tk: Thrilller: a cruel picture <body OnContextMenu="return false"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d21878572\x26blogName\x3dPsychotronic+Kult+Video.tk\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/\x26vt\x3d9189659977127148319', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-2239433-1"; urchinTracker(); </script>

martes

▼ REVIEWS

Thrilller: a cruel picture

Thriller-en grym film IMDb




Año: 1974 (Suecia)
Director: Alex Fridolinski (Bo Arne Vibenius)
Interpretes: Christina Lindberg, Heinz Hopf, Solveig Andersson, Despina Tomazani, Per-Axel Arosenius, Gunnel Wadner, Hildur Lindberg, Stig Lokrantz, Lars Lundgren

Sinopsis: Madeleine, una guapa y tímida joven que vive con sus padres en una granja de las afueras, quedó muda por un shock sufrido al ser violada de niña 15 años atrás. Un día pierde el autobús a la ciudad y la recoge un tipo llamado Tony con un cochazo nuevo, pero sus intenciones no son para nada altruistas. La secuestra y droga hasta hacerla adicta a la heroína con la intención de prostituirla ante una serie de clientes fijos, a cambio de sus servicios le proporcionará dos dosis diarias y algo de dinero. Al atacar la chica al primero de estos, el chulo, como escarmiento, la deja tuerta. A partir de ahora llevará un parche y la apodarán “la pirata”. Todo ello, sumándole la muerte de sus padres y la de otra joven en su misma situación, también obligada a prostituirse, y todo por culpa del proxeneta, hacen que nuestra protagonista planee su particular y brutal venganza.

Comentario: Hoy, con los aires políticamente correctos que corren, parece imposible. Pero hubo un tiempo, durante los 70 y parte de la década siguiente, que hicieron furor en las salas de medio mundo las películas de violaciones, aquellas que los sajones llaman rape-movies ó rape-and-vengeance-movies, que sería el modelo explotado en occidente (en oriente los vientos soplarían en otra dirección). Son aquellos filmes donde la violación y posterior represalia de la víctima hacia sus agresores conforman la trama de la cinta, y no hay más. Y los directores aprovecharon para cargar las tintas tanto en las escenas de ultraje sexual como en las de la ulterior venganza. Hace años que desaparecieron de las carteleras. Un subgénero perverso dentro de la sexploitation que pasó al olvido. O casi. Si bien más de una feminista defensora a ultranza de Isabel Coixet se rasgaría las vestiduras ante cualquiera de los múltiples ejemplos de este cine, curiosamente las dos últimas películas que se estrenaron en pantalla grande sobre el tema, ambas francesas, lo hicieron en salas de versión original. Nos referimos, claro, al “Fóllame” de Virginie Despentes y Coralie Trin Thi, que incluía sexo explícito y un marcado carácter feminista (¿?); y la muy superior “Irreversible”, de Gaspar Noé, montada de atrás hacia delante y protagonizada por Vincent Cassel y Monica Bellucci, que armó una buena en su pase por el festival de Cannes despertando la ira de muchos críticos a tenor, sobre todo, de la desesperante e interminable escena de violación anal a la Bellucci. Pero las rape-movies son filmes más sucios y directos, más básicos, más de serie B (1). Quizá la culpa de todo la tuvieron Craven y Cunningham con aquella perla de lo insano que acabó llamándose “La última casa a la izquierda”. Partiendo del argumento de “El manantial de la doncella” de Ingmar Bergman y rodada con cuatro duros para la Hallmark, marcaron las pautas para que un sinfín de exploiters dieran su peculiar versión del tema. Podemos recordar entre las más interesantes “Fin de semana sangriento”, realizada por William Fruet y protagonizada por Don Stroud y Brenda Baccaro; la versión blaxploitation del tema con “Masacre en el condado de Cuello Rojo” de Chris Robinson y David Worth, o aquel “Ángel de venganza” de Abel Ferrara (2). Aunque el ejemplo más famoso del género sería “La violencia del sexo” (3) a cargo de Meir Zarchi, con la pobre Camille Keaton siendo agredida por cuatro desalmados durante más de veinte minutos. Por supuesto, Italia (4) y España (5) dieron sus aportaciones mediterráneas, pero fue la fría Suecia quien propició uno de los casos más particulares. Regresamos a Bergman. En 1966 estrena “Persona”, una historia de vampirismo lésbico (no en sentido literal, evidentemente) entre Bibi Anderssen y Liv Ullmann. De la segunda unidad se encargaba Bo Arne Vibenius. Dos años después vuelve a ocupar el mismo puesto para el maestro en “La hora del lobo”, aquella del artista finalmente devorado por sus propios demonios. Sería en 1974, Vibenius escribe, produce y (bajo el seudónimo de Alex Fridolinski) dirige “Thriller – en grym film” (aka “Thriller”), conocida en los USA como “Thriller: a cruel picture”, “They call her one eye” y “Hooker’s revenge” (como la pasara la AIP en programa doble junto a “The photographer’s model”). No sería de extrañar que Vibenius viera “La última casa a la izquierda”, pero también es posible que le inspirara “El manantial de la doncella” y otras cintas de Bergman y diferentes realizadores suecos. En ambas rape-movies se utilizan con frecuencia cámara al hombro, aunque en “Thriller” de una forma más elegante, menos violenta. En el de Vibenius tenemos además una fotografía con menos luminosidad, con colores menos agresivos, más triste en definitiva (recordemos, estamos ante un film sueco). Además, frente al tono directo del film de Craven, el que nos ocupa opta por un ritmo lento y agónico, repleto de escenas sin apenas diálogos (ayuda que la protagonista sea muda). Y se toma su tiempo tanto para recrear las violaciones y vejaciones, como para preparar la venganza de Madeleine. Si de por sí no fuera lo bastante agobiante, para colmo algunas escenas están montadas en tortuoso ralentí, caso del asesinato de los dos policías que quieren detener a la protagonista, distinta en su montaje para los USA. Y se incluyeron, en las escenas con los clientes puteros, insertos porno de sexo vaginal, anal y eyaculaciones en explícitos planos médicos. A diferencia de la mayoría de títulos del género, la Madeleine de “Thriller” prepara su personal venganza de forma más que concienzuda. El dinero que gana como prostituta lo invierte en aprender artes marciales y lucha cuerpo a cuerpo, a manejar armas de fuego que luego robará para sus planes, a conducir coches a toda velocidad, y a comprar la suficiente heroína para que no la venza el mono. Cuando se ve preparada, escapa y empieza a matar de forma cruel y planificada a todos los clientes que tuvieron relaciones con ella, dejando el final, lo más enrevesado, para el cabrón de Tony. La escena es antológica, después de dispararle repetidas veces en una pierna, lo entierra menos la cabeza y le ata ésta a un viejo caballo al que le ha puesto un cubo de agua alejado, cuando el jamelgo tenga sed terminará el trabajo mientras ella observa sentada, esperando paciente el momento. En su camino matará a todo aquel que quiera pararla y a algunos desgraciados que se crucen con ella mientras persigue al chulo. La han obligado a descender a los infiernos pero se ha hecho fuerte y resurgirá victoriosa, cueste lo que cueste, caiga quien caiga. En su estreno en Norteamérica, la MPAA podó sus 104 minutos originales dejándolos en unos 82. Pero gracias al formato digital hemos podido acceder al metraje completo, escenas harcore incluídas. En el 2004, Synapse Films (6) lanzó una suculenta edición en DVD de “Thriller”. Junto a la película tal como su realizador la concibió (y que podemos ver en versión original subtitulada al inglés o doblada a este idioma), se suman jugosos extras como escenas eliminadas, otras cambiadas para su distribución en suelo yanky, diversos trailers, información sobre Vibenius, la Lindberg, fotos, carátulas, etc... en su estimulante “Limited edition”. Le seguiría una “Vengeance edition” sin los insertos X. ¿Y a qué se debe unas ediciones tan cuidadas?. Pues a la influencia del personaje de Madeleine (7) en la Elle Driver (Daryl Hannah) de la merecidamente exitosa “Kill Bill”. Otra tuerta con muy mala leche y ansiosa de venganza, aunque por otros motivos. Tarantino dijo de “Thriller” que era la película de venganza más cruda que había visto. La cinta de Vibenius cabalga entre el film de autor y la pura exploitation, es decir, como los mejores exponentes de la era dorada de los géneros en Europa. Al igual que los giallos estilizados, coloristas e intransferibles de Mario Bava, los barrocos y violentos westerns de Leone, o los particulares experimentos erótico-terroríficos del tío Jess (“Venus in furs”, “Necronomicon”....). Y la Madeleine que conforma la Limberg, su imagen, cabellera larga y planchada, parche en un ojo, guardapolvo de cuero negro y armada con una recortada de dos cañones, es ya un icono del cine de género del viejo continente, junto a la Soledad Miranda de “Las vampiras”, la Bridgitte Lahaie con guadaña de “Fascinación” o la Barbara Steele de “La máscara del demonio”. Y como todas ellas, muchas otras (elegid cada uno vuestras favoritas) y las heroínas (o las villanas, tanto da, a veces resulta difícil distinguir a cada una) de los extintos fumetti per adulti, cuanto más perversas, más guapas... y mejor. Alfonso & Miguel Romero

Psychometro: •••••














(1) También versaban sobre violaciones y venganzas cintas con el pedrigrí del “Rashomon” de Kurosawa, y el filme búlgaro “Cuerno de cabra” de Metodi Andonov. Pero, obviamente, no son éstas a las que aquí nos referimos...


(2) Cabría hacer mención a la cantidad de westerns que en los 70 se llenaron de ultrajes sexuales y posteriores vendettas, principalmente en la serie-B. Vienen al caso “Las chicas de Jessi” de Al Adamson, la temprana “Cinco hombres salvajes” de Rob Joy, con Henry Silva en los genéricos,... y otros títulos donde las chicas vejadas morían a manos de los agresores y eran sus compañeros o familiares quienes reclamaban una particular justicia. Revisad al respecto “Gritos de sangre apache” de Jack Starrett, “Espuelas calientes” de Lee Frost, “El camino de Caín” de Ken Osborne, o la más conocida “Chato el apache” de Michael Winner con su amigo Charles Bronson y Jack Palance. Atención, buscad la edición en DVD de MGM, que viene íntegra, en la de Sogemedia y demás la escena de la violación está recortada.


(3) “La violencia del sexo” se estrenaría en salas españolas al amparo de la calificación “S”, y también se conocería como “El día de la mujer”. Con el VHS ya descatalogado, alguna televisión autonómica, caso de Canal Sur, llegó a programarla en horario de madrugada, sería el año 2002, para suprimirla de la parrilla en último momento (se darían cuenta de lo que tenían entre manos). Por abril del 2006, Crest lanzaba al mercado en nuestro país una más que recomendable edición en DVD. Por último añadir que, en 1992, el psicotrónico Donald Farmer perpetró una especie de remake, de título “Savage vengeance”, con uno de sus habituales presupuestos raquíticos que confieren a sus trabajos ese tono como de película amateur...


(4) David Hess, el sádico villano principal de la de cinta de Craven sería requerido en Italia para repetir papel en “El cínico y la casada” (mutilada en su estreno español), de Pasqualle Festa Campanile, y “Trampa para un violador”, de Ruggero Deodato. Aldo Lado arremetió con la cruda “Violación en el último tren de la noche” y, en coproducción con nuestro país, Francesco Barelli y su más reputada “La violación de la señorita Julia”. Son algunos de los más conocidos ejemplos, hubieron por supuesto más a los que se podrían sumar un puñado de spaghetti-westerns...


(5) El tirón de la etiqueta “S” propició unos pocos trabajos sobre la temática. Iquino se adelantaba en 1978 y sacaba tajada con “Los violadores del amanecer”, con Raquel Evans. Seguirían “Violación inconfesable” de Miguel Iglesias, “Los violadores” de Paul Grau (coproducción entre los Balcazar y una compañía Suiza), o “USA, violación y venganza” de José Luis Merino. Dentro de la tercera vía podemos hacer mención a “La violación de Laura” de Claudio Guerin Hill, o “Tac-tac” de Luis Alcoriza (coproducida con México).


(6) Junto a la Blue Underground de William Lustig, Synapse Films es una de las más interesantes compañías norteamericanas, con estupendos títulos en su catálogo como “La novicia musulmana” de Gianfranco Mingozzi (íntegra e incluye entrevista con la Bolkan) y muchos otros. Desde hace un tiempo y aliada a Panik House está recuperando clásicos del pinku-eiga como “Ohyaku: the female demon”, “Quick-draw Okatsu” y “Okatsu the fugitive”, la trilogía protagonizada por Junko Miyazono.


(7) Como indicamos más arriba, la AIP distribuyó en uno de sus programas dobles el film de Vibenius. Y hay demasiadas similitudes entre Madeleine y Parche (Monica Gayle), una de las pandilleras de “Las navajeras”, la mejor película de Jack Hill para la AIP (con permiso de “Coffy” y “Foxy Brown”) y una de las últimas. Un compendio de toda la exploitation de los 60 y 70, y una de las películas favoritas de Tarantino según él mismo reconoció. Igualmente podemos encontrar semejanzas entre “Thriller” y “Ángel de venganza”: en los dos la protagonista es una chavala tímida y muda violada reiteradas veces que, para ejecutar sus respectivas venganzas, vestirán de forma similar y ambas, cumpliendo sus objetivos, se llevarán por delante a todo el que se ponga por medio, aunque en el de Ferrara vaya más allá y, en progresivo ascenso de sus ansias de venganza y locura, Thana (Zöe Lund) no la pague sólo contra sus vejadores, sino contra todos los violadores, todos aquellos que explotan a las mujeres (chulos y demás), después criminales en general y, por último, todo macho viviente y a aquel/aquella que se le ponga a tiro. Thana, a la inversa de la norma común en las rape-movies, no conseguirá la redención con su vendetta sino que, totalmente fuera de control, tiene que ser parada en su espiral de violencia y asesinatos, cayendo muerta a manos de una compañera del trabajo, paradojicamente la única persona que intentó ayudarla.

Etiquetas:

6 Comentarios:

18.6.08 Blogger MarioBava

Increible critica amigos, sin palabras...

El amigo Andre Pons tambien hizo una critica muy maja de esta gran pelicula. Aqui podeis leerla

http://psychotronickultvideo.blogspot.com/2007/09/thriller-cruel-picture.html

 
18.6.08 Anonymous Anónimo

Esta critica no tiene desperdicio, que cantidad de cosas interesantes y desconocidas para mi has desgranado de esta peli que encima no he visto.

Mis mas profunda enorabuena

Pablo

 
19.6.08 Blogger BUDOKAN

Ya mismo quiero conseguir esta gema que mencionas porque sin dudas se parece a un film de tarantino. El cartel es de 10! Saludos!

 
19.6.08 Blogger berlin

la verdad es una crítica muy completa, datos algunos ya conocidos y otros por descubrir, sobre todo con lo relacionado a la serie b española e italiana, también al parecer como leyenda urbana, se dice que la película causo cierto revuelo por aparecer un cadaver real, pero la verdad no hay mucho que agregar a lo ya dicho.

 
19.6.08 Blogger berlin

por último quiero agregar, que en nuestro cineclub pasamos el año pasado esta peli, la verdad es bastante cochambrosa, con unos ralentis que bueno en ocasiones conspiran para hacer ver todo de lo mas absurdo, sobre todo las secuencias de balaceras, pero a pesar de esto y las demas cutres caracteristicas de los 70´s la peli tiene su encanto, eso si si uno va con la idea de ver un tarantino en formacion, recomiendo probablemente Grind house, que creó es un pelin mas divertida sin tanto animo de experimentación.

 
20.6.08 Blogger Fantomas

La crítica hace que den ganas de conseguir de inmediato esta cinta. Realmente felicitaciones por la reseña.

Saludos.

 

Publicar un comentario

 
Pkv revista de análisis cinematográfico. Prohibida su reproducción (incluso indicando la procedencia).