Psychotronic Kult Video.tk: Diabla <body OnContextMenu="return false"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d21878572\x26blogName\x3dPsychotronic+Kult+Video.tk\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/\x26vt\x3d9189659977127148319', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-2239433-1"; urchinTracker(); </script>

lunes

▼ REVIEWS

Diabla

Sentivitá IMDb


Año: 1979 (España-Italia)
Director: Enzo G. Castellari
Interpretes: Vincent Gardenia, Leonora Fani, Wolfgang Soldati, Massimo Van, Marta Flores, Antonio Mayans, José Sánchez, Patricia Adriani.

Sinopsis: Lilian vuelve al pueblo donde nació después de mucho tiempo con la intención de investigar para su tesis universitaria. Al llegar a la que fuera su casa, habitada desde hace años tan sólo por sus viejos criados, estos intentan persuadirla para que se marche cuanto antes, y callan secretos que no quieren que la chica conozca. Lilian empieza a relacionarse con la gente joven del pueblo, pero aquellos que le hacen el amor mueren de forma trágica mientras ella pierde la conciencia. Además, una misteriosa muchacha algo más joven que ella la acusa que acarrea la muerte. La gente del pueblo aseguran que ha traído la maldición de su familia.

Comentario: El mítico William Castle poseía los derechos para la adaptación de la novela de Ira Levin pero, persuadido por Robert Evans (1), por entonces poco más que recién estrenando cargo en la Paramount, se deja convencer para que sea Roman Polanski quien lleve a la gran pantalla “La semilla del Diablo”. Era 1968 y a lo largo de la década siguiente se siguió teniendo “simpatía por el Diablo”, que dirían los Rolling Stones, dadas las fuertes apuestas de majors como Warner y Fox en cintas como “El exorcista” (1973) de William Friedkin y “La profecía” (1976) de Richard Donner. Y, era de esperar, aprovechando esta fiebre por el maligno (2), las cinematografías de países tan diversos como España, Italia, Hong-Kong, Indonesia, etc... se plagaron de títulos con posesiones (infernales en su mayoría) de toda índole.




En 1979, en los estertores de la década, Enzo G. Castellari dirige una de las más originales de estas propuestas. Coproducida entre Italia y España y estrenada en nuestras salas como “Diabla”, aunque realmente la posesión en este caso venga de la maldición de una vieja bruja local, pariente lejana de la protagonista, Lilian (Leonora Fani), y no haya diablo alguno en la cinta. A pesar que el cine de terror italiano es, preferentemente, urbano. Desarrollando las tramas en las grandes ciudades como Roma, Milán o Venecia. Fueron no pocos los títulos que se ubicaron en el ámbito rural consiguiendo un clima cargado de superstición, devoción religiosa, tradiciones arcaicas y (pese a ocurrir en espacios abiertos y, muchas veces, a plena luz del día) claustrofobia. Así lo hicieron los giallos “Angustia de silencio” (1972), esa obra maestra de Lucio Fulci, la suprema “La casa dalle finestre che ridono” de Pupi Avati (1976), o la más dramática “Sólo Dios sabe la verdad” (1977) de Mauro Bolognini. Algunos títulos sobre satanismo y posesiones también escogieron estos escenarios, tal como “Lucifer, el ángel maldito” (1975) de Angelo Pannaccio y Franco Lo Cascio, “El medallón ensangrentado” (1975) de Massimo Dallamano o el que nos ocupa.




Sabido es por todos que los filmes de terror italianos (3) de los 60, 70 e incluso de los 80 variaban su metraje dependiendo de la permisividad del país donde se estrenaban: Francia, Reino Unido, España, Alemania, etc... por mencionar sólo Europa... Generalmente cortando o dejando respecto a las escenas de sexo y/o violencia (4). Pero “Diabla” es otro cantar, las escenas de sexo de la edición española e italiana son las mismas, e incluso es posible que la estrenada dentro de nuestras fronteras incluya más violencia, pero hay notables cambios en ambos montajes que las hacen variar el sentido. Vamos a comparar el montaje español que conocimos aquí con el VHS editado en Italia bajo el título “Kyra, la signora del lago”. La película en su edición española arrancaba (con los títulos sobreimpresionados) con un motorista por el campo que tiene un pique con tres mozos locales también motorizados, tras dejarlos en ridículo se levanta el casco y descubrimos que es una chica (Lilian).




El VHS italiano comienza con los créditos sobre negro. A continuación vemos a Lilian de niña con su madre en una barca en el lago junto a su casa, la chiquilla baja a tierra y se pone a jugar cuando una mano emerge del agua y se lleva consigo a la progenitora al fondo, hecho que en el montaje español sólo es narrado. Acto y seguido vemos el final de la escena comentada en la copia nacional, cuando ella se quita el casco. Una vez llega al que fue su hogar en la niñez, un caserón apartado del pueblo, la muchacha se esconde para dar un susto a su vieja tata, quien le pregunta para qué ha vuelto y le ruega que marche pronto. En el video italiano que comentamos, Lilian se topa en la casa con un encapuchado que blande un hacha con actitudes nada amistosas, tras librarse de él pasamos a la escena de la cena con los criados, sin aparecer el primer contacto con estos.



La protagonista, que ha vuelto para recopilar información para su tesis de la universidad, baja al pueblo a presentase a los jóvenes del lugar. Escena más corta en el montaje transalpino, que gana metraje poco después cuando van al cementerio, donde se produce la primera muerte, cuando uno de los chicos tiene sexo con Lilian y asustado huye en su coche pereciendo en un aparatoso “accidente” mostrado, por cierto, de diferente forma en la edición española que en la italiana, más extensa y gráfica y que opta por presentarlo en pantalla triple (¿guiño al “Carrie” –1976- de De Palma?). Hay un añadido importante en la muerte del segundo muchacho, que “cae” al lago atraído hipnotizado por la bruja desde la otra orilla del lago en la copia española, mientras que es “arrastrado” por la mano de ésta en la italiana.



Más adelante, cuando la chavala es ya consciente de qué ocurre y que ella ha sido el detonante para que la maldición se manifieste y la muerte de los chicos del pueblo, huye ante la mirada acusatoria de los lugareños por un pueblo en fiestas con gigantes y cabezudos. En el video italiano nos encontramos por segunda vez con el tipo del hacha de nuevo con un carácter nada afable. En contraposición en la edición española la paliza que el novio de Lilian recibe de los jóvenes del pueblo está más desarrollada y gráfica. Una nueva, y notable aunque breve, diferencia en el final. Durante la pelea de Lilian con su medio-hermana Lilit (una chica un poco ida a la que apodan “la monita”) un incendio provocado por la antorcha que blandía la segunda produce accidentalmente la muerte de ambas (¿y el final de la maldición al acabar con toda la estirpe de la bruja?). En su versión italiana es la mano del lago la que provoca el fuego (purificador).




Diabla” es una curiosidad en la filmografía de Castellari (quien se reserva un pequeño papel como el detective de policía que investiga las distintas muertes), un realizador especializado en cine de género con notables títulos en el spaghetti-western, poliziesco, ci-fi apocalíptica, la acción y la aventura. Y este es su único film de terror a la par que erótico (5). Eros y Thanatos unidos (difícilmente separables) y con importancia de ambos en el desarrollo de la trama. La atracción sexual de los muchachos del pueblo hacia Lilian será usado por la bruja para poseer a la chica durante el acto y al perder ésta el sentido tras hacerlo, Kyra asesina a sus parteneires. La otra descendiente de la bruja, la “monita”, sufre también en esos momentos una fuerte pulsión erótica que desfoga en solitario. Por su parte, Leonora Fani cultivó durante los 70 un buen puñado de títulos, algunos bastante bizarros como “Bestialidad” (1976) de Peter Skerl, “La violación de la señorita Julia” (1971) de Francesco Barilli, o, justo después de “Diabla”, el mismo año participa en el rodaje de “Crimen sin huella”/”Giallo a Venezia”, el potente film de Mario Landi. Tras un par de cintas junto a Marisa Mell y algún telefilme, abandona el mundillo en 1981, legándonos, no obstante, una filmografía más que interesante por revisar.




Compañero de ésta en la mencionada cinta de Barelli, Wolfango Soldati vuelve a coincidir con la Fani aquí. Actor de raquítica trayectoria fílmica (tan sólo unas cuantas películas en su haber) en la que trabajó con Damiano Damiani, D’Amato, etc... y principalmente con Castellari con quien comenzara en “Keoma” (1976) y “El camino de la droga” (1977). Señalar, igualmente, que éste fue uno de los, más bien escasos, trabajos en Italia de Vincent Gardenia, en el rol del amante de la madre de la protagonista y padre de su medio-hermana, quien le cuenta toda la historia a Lilian para acabar perdiendo la cabeza y confundirla con la primera. Gardenia, actor nacido en Nápoles, pronto marcharía a los USA y desarrollara casi toda su carrera en el país de las barras y estrellas. Afincado sobre todo al medio televisivo (“Kojak”, “Misión: imposible”, “Yo soy espía”, “Ironside”, “La ley del revolver”....), le recordaremos principalmente como el policía que sigue la pista del vigilante Paul Kersey (Charles Bronson) en “El justiciero de la ciudad” (1974) y su primera secuela “Yo soy la justicia” (1982), ambas de Michael Winner. En Italia rodaría “Lucky Luciano” (1973) de Francesco Rosi, “El gran chantaje” (1977) también de Castellari, o aquel “Bordella” (1976) de Pupi Avati. Remarcar para terminar la participación en el reparto del jessfranquiano Antonio Mayans, y una banda sonora de nuevo a cargo de los De Angelis (6). Alfonso & Miguel Romero

Psychometro: ••••



(1) Para más información sobre tan particular productor no os perdáis “El chico que conquistó Hollywood” (2002) de Nanette Burnstein & Brett Morgen, y “Easy riders, raging bulls: how the generation of sex, drugs and R’n’R saved Hollywood” (2003) de Kenneth Bowser.

(2) Igualmente en los 70 se pusieron de moda, con posesiones o sin ellas, las películas (eróticas) sobre monjas, esas que los sajones llaman nunsploitation, con una oleada de títulos alrededor del mundo como “Interior de un convento” (1978) de Walerian Borowczyk, “Los diablos” (1971) de Ken Russell, o “Las poseídas del Demonio” (1972) de Jesús Franco, desde Europa; “Alucarda, la hija de las tinieblas” (1978) de Juan López Moctezuma o “Satánico Pandemonium” (1975) de Gilberto Martínez Solares por México; o “Convent of the sacred beast” (1974) del especialista en pinku-eiga Norifumi Suzuki, desde Japón, por tan sólo poner unos ejemplos.

(3) OK, no fueron sólo los films de terror de nacionalidad italiana los que vieron como su metraje variaba de su estreno en un país u otro. Pero sí fueron los más casos más comunes.

(4) Ejemplos a patadas. Celebres son los cortes en la copia española (sobre un cuarto de hora) de “Una historia perversa” (1969) de Lucio Fulci, faltando toda la parte que Jean Sorel baja a los barrios de putas en busca de su amada (y que nos dejó esa sensación de que faltaba algo), o el gore amputado, siguiendo con Fulci, de “Una lagartija con piel de mujer” (1971). Igualmente la edición italiana del “Torso, violencia carnal” (1973) de Sergio Martino difiere de la que vimos por aquí. O, para concluir y no excedernos en un caso que da para mucho, “La bestia mata a sangre fría” (1971) de Fernando Di Leo varía en sus escenas de asesinatos según veamos la copia española, italiana, francesa o inglesa.... todas distintas...

(5) Un año antes al film de Castellari, Giulio Petroni estrenaba otra cinta de posesiones con fuerte contenido erótico, también en coproducción entre España e Italia, “Poseída”, con una madurita Marisa Mell.

(6) Más conocidos por sus festivas sintonías para las películas de Bud Spencer y Terence Hill, los De Angelis compusieron interesantes bandas sonoras para algún que otro poliziesco. Con Castellari habían trabajado previamente, sin ir más lejos, en la inolvidable música de “Keoma”.

Etiquetas:

8 Comentarios:

4.8.08 Blogger MarioBava

Hace años que tengo las dos versiones y por vageza nunca me ha dado por verlas, pero este fin de semana cae la española fijo...Por ejemplo tambien de "La bestia mata a sangre fria" en eso de que hay diferentes versiones tienes toda la razón, incluso hay una editada en Francia o en Alemania, no recuerdo ahora con insertos hard...

 
4.8.08 Anonymous Anónimo

Interesante reseña, me han dado ganas de ver la peliculita. Enzo G. Castellari estuvo hace dos años en Sitges y el tio andaba por ahí diciendo que iba a volver pronto al cine con un western a la vieja usanza... un tipo entrañable.

Un apunte sólo: no creo que podamos incluir 'Los diablos' en el género nunxplotaition, ya que, aunque es cierto que salen monjas y hay muchos desnudos, el contexto es más bien de puro mal rollo. Por no decir que es una de las mejores películas que hay sobre la Edad Media y una adaptación más que interesante de 'Los demonios de Loudon', el ensayo de Aldous Huxley sobre la historia de las endemoniadas de Loudon... la misma que inspiró otra buena película de corte bergmaniano: 'Madre Juana de los Angeles' de Kawalerowicz...

 
5.8.08 Blogger BUDOKAN

Ni hablar del texto, pero el color rojo de algunas fotos ya me han dado ganas de verla. Saludos!

 
6.8.08 Blogger darkerr

Que maravilla, este tipo de peliculas son impresionantes, tengo que verla¡¡¡. Saludos.

 
6.8.08 Anonymous m.cobretti

totalmente recomendable!!

 
7.8.08 Blogger Fantomas

Tremenda reseña que has realizado, me han dado unas ganas inmensas de ver la cinta.

Saludos.

 
8.8.08 Blogger Lucas "Horror" / Hugo

Gran reseña, habra que conseguirla a ver que tal.

Saludos!

 
13.8.08 Anonymous RamboTan-go

Yo la he mirado ya, y me ha dejado bastante colgado la peli esta. Y es que desde mi humilde punto de vista, no se merece ni mucho menos esos "cuatro cuchillos" la película, creo,.. lo cual no quita para expresarlo abiertamente, claro esta. De todos modos, ya me la explicara mejor mi amigo y experto, el señor José. Saludos, y un especial saludo tambien a los hermanos por sus intensas reseñas, gracias.

 

Publicar un comentario

 
Pkv revista de análisis cinematográfico. Prohibida su reproducción (incluso indicando la procedencia).