Psychotronic Kult Video.tk: Los cuatro del apocalipsis <body OnContextMenu="return false"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d21878572\x26blogName\x3dPsychotronic+Kult+Video.tk\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/\x26vt\x3d9189659977127148319', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-2239433-1"; urchinTracker(); </script>

jueves

▼ REVIEWS

Los cuatro del apocalipsis

I quattro dell'apocalisse IMDb





Año: 1975 (Italia)
Director: Lucio Fulci
Interpretes: Fabio Testi, Lynne Frederick, Harry Baird, Michael J. Pollard, Tomas Milian, Adolfo Lastretti.

Sinopsis: Un tahúr es encarcelado en Salt Flat junto a una prostituta embarazada, un borracho y un negro loco. En realidad el sheriff les ha hecho un favor, pues esa noche las gentes del pueblo van a acabar por las malas con todos los delincuentes. Al día siguiente les deja en libertad, previo pago de los ahorros del jugador, con la condición que abandonen el lugar. Entre ellos hay buena camaradería, pero en su camino se les une Chaco, quien finalmente acaba revelándose como un terrible maníaco.

Comentario:De los poquísimos westerns que dirigiera el responsable de “El destripador de Nueva York”,Los cuatro del Apocalipsis” es el que menos suele gustar a los fans del género (1), que la consideran una película de terror... tampoco es eso... ¿o sí?... En el papel del tahúr, Fabio Testi, que volvería a trabajar para el director en 1980 en el poliziesco “Luca el contrabandista”. Lynne Frederick (2) es la prostituta embarazada de vete a saber quién. El loco Bud sería el último papel para el actor de color Harry Baird, y Michael J. Pollard encarna al borracho que ni recuerda su nombre y al que llamarán Clem (3).




En el papel de Chaco, Tomas Milian, por entonces triunfando en el poliziesco de la mano de Umberto Lenzi y Bruno Corbucci, y volvía al que sería su último spaghetti-western para interpretar a un auténtico hijo de puta, como hiciera en su debut en el género con “El precio de un hombre” (1966) de Eugenio Martín. Ya que, exceptuando al villano albino de “Sentencia de muerte” (1968) de Mario Lanfranchi, todas sus demás intervenciones en el género fueron personajes positivos, generalmente cargados con la bis cómica que gustaba darle a estos el actor cubano.



La banda sonora, con canciones de folk-hippie interpretadas por Cook & Benjamín Franklin Group, le va perfecta a la película, y llegó a entrar en la lista de superventas de Japón. El tema clave del mejor spaghetti-western, la redención, está en estos cuatro desheredados en busca de su destino. Tras una vida dedicada al alcohol, y después de arrastrarse ante Chaco, quien lo trata como a un perro, por unas gotas de licor, Clem intentará desatar a sus amigos, prisioneros del psicópata, aunque eso implique su muerte. Gravemente herido, sus compañeros se verán obligados a acarrearle en una camilla que perjudicará en el débil estado de la embarazada muchacha. Poco antes de morir, Clem les pedirá a Stubby y a “Bunny” que confirmen su amor. Bud, por su parte, les servirá comida en un pantanoso pueblo fantasma donde no hay vida alguna más que algunas ratas, permitiéndoles subsistir y a la vez desvelándoles que el negro ha terminado de perder la cabeza. La pareja llega a una ciudad habitada por forajidos, sólo hombres (4), donde la chica dará a luz, pereciendo tras una vida de pecado pero trayendo al mundo a un niño que significa además una luz de esperanza para ese pueblo de bandidos que lo adoptará como suyo.



Sólo queda Stubby, el tahúr, por encontrar la redención. Después de conocer el verdadero amor con “Bunny”, le resta acabar con Chaco para vengar a sus amigos y encontrar la paz. Fría, oscura, violenta, Fulci en perfecta forma y en estado puro, que dejó su huella bien marcada en esa escena que se eliminó para sus pases televisivos, pero que se conservó en las ediciones videográficas, cuando el personaje de Fabio Testi, inspeccionando el pueblo fantasma, encuentra el cadáver de su amigo Clem al que le falta parte de una nalga, comprendiendo la procedencia de la carne que Bud les ha servido. Pero hay mucho más Fulci, la misma ciudad donde acontece la mencionada escena, una extraña y abandonada ciudad donde no para de llover. O la matanza de todos los forajidos al comienzo de la película, rodada de forma sombría. O la tortura de un sheriff a manos de Chaco (censurada en algunas ediciones), comprendiendo los protagonistas la verdadera naturaleza del que se suponía amigo de ellos.



La masacre acometida por el personaje de Milian y sus hombres con los religiosos suizos, que aniquilan hasta a las niñas, y la cámara se encarga de enseñárnoslo... Y, para terminar, la muerte de Chaco a manos de Stubby no se limita a un disparo, antes éste lo tortura rajándolo con la navaja de afeitar que aquel le había robado y que suponía uno de los escasos y apreciados bienes materiales del tahúr (5). Existe un documental sobre el difunto realizador romano titulado precisamente “Fulci of the apocalypse”. Lo quieras o no, una puta obra maestra. Alfonso & Miguel Romero

Psychometro: •••••




(1) Que parecen preferir “Las pistolas cantaron a muerte y fue tiempo de masacre” (1966), más acomodada a las directrices del género pero con los inevitables y agradecidos toques Fulci.

(2) Actriz británica recordada por su matrimonio con el excéntrico Peter Sellers (su familia nunca vio con buenos ojos la unión). Su corta carrera cinematográfica terminó en 1979 con la adaptación de “El prisionero de Zenda” de Richard Quine, protagonizada por Sellers. La Frederick murió poco antes de cumplir los 40 víctima del alcohol.

(3) El actor norteamericano también trabajaría en otro western europeo, radicalmente diferente al aquí tratado de Fulci. Nos referimos a “Las petroleras” (1971) de Christian Jaque, comedia para el lucimiento de las sex-symbols Claudia Cardinale y Brigitte Bardot.

(4) Las connotaciones homosexuales quedan fuera de lugar cuando uno de los fuera de la ley dice que no quieren mujeres en su ciudad, si necesitan una (para sexo) van a otro pueblo a buscarla.

(5) Escena recortada en algunos montajes, donde falta cuando el sádico Chaco, sabiendo que va a morir, le dice a Stubby lo que disfrutó cuando violó a la puta de Bunny.

Etiquetas:

2 Comentarios:

19.9.08 Anonymous DavidBreijo

Cribo mucho en los spaguetti-western. Y éste es una pieza rara. Notable. Con canibalismo incluido. Por cierto, la vida de Lynn Frederick tiene película propia. Alguien debería hacerla.

 
29.9.09 Blogger Pedro Pereira

Estranha película.

 

Publicar un comentario

 
Pkv revista de análisis cinematográfico. Prohibida su reproducción (incluso indicando la procedencia).