Psychotronic Kult Video.tk: Furia homicida (Fango caliente) <body OnContextMenu="return false"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d21878572\x26blogName\x3dPsychotronic+Kult+Video.tk\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/\x26vt\x3d9189659977127148319', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-2239433-1"; urchinTracker(); </script>

miércoles

▼ REVIEWS

Furia homicida (Fango caliente)

Fango bollente IMDb





Año: 1975 (Italia)
Director: Vittorio Salerno
Interpretes: Sal Borgese, Martine Brochard, Luigi Casellato, Umberto Ceriani, Joe Dallesandro, Enrico María Salerno, Ada Pometti.


Sinopsis: El inspector Santaga asiste a un curso para aprender a manejar los nuevos ordenadores. Uno de los expertos en computadoras no es sino uno de los vándalos que están sembrando la ciudad de caos y muerte. Caso que investigará extraoficialmente el comisario.

Comentario: Las dos primeras escenas de “Furia homicida” (en video “Fango caliente”) son esenciales para la película y harto explicativas. El film arranca con unas ratas blancas que, encerradas en una gran urna, son separadas en pequeños grupos por láminas de cristal. Valerio (Joe Dallesandro), ayudante de laboratorio, pese a las instrucciones de su superior quita una de las láminas y los roedores empiezan a atacarse hasta que todos mueren. El científico le pregunta a Valerio por qué lo ha hecho si le avisó, y el joven responde sádicamente que tenía que comprobarlo por sí mismo. Como el científico dice, siempre hay una rata que comienza la carnicería.




La siguiente escena nos sitúa en un partido de fútbol. Valerio junto con dos amigos, Giuseppe y Giacomo, comienzan una pelea simulada entre ellos que acaba pretendidamente en una batalla campal enfrentando a los hinchas de ambos equipos, cobrándose un muerto y multitud de heridos. Al salir a la calle y no encontrar su coche, los jóvenes roban un mercedes que abandonan al tirar al suelo a dos muchachas y huir en la moto de éstas. Los tres chicos son las ratas que comienzan la carnicería. Las voces que afirman que los poliziescos protagonizados por Joe Dallesandro (1) son de los más violentos no lo hacen de forma gratuita. Los actos vandálicos de éste y sus dos colegas irán en aumento: matan a una prostituta y a su chulo y exhiben sus cuerpos en una plaza pública (con el proxeneta colgado por los pies); le roban el taxi a un tipo y lo atropellan con él; utilizan dicho vehículo para raptar a dos mujeres a las que violan y matan de forma violenta (a una la atraviesan con la pala de una fendwich), etc...



Mas los tres amigos no son iguales. Todos trabajan en la misma fábrica pero Giuseppe y Giacomo como operarios, y del primero de estos sabemos que es de familia pobre y sin cultura. Valerio por su parte trabaja en el laboratorio y con ordenadores. Su esposa es cirujana y sólo aspira a seguir ascendiendo en el trabajo, a costa de hacer horas extras e incluso acostarse con el cirujano jefe, un tipo de cerca de 70 años. La pareja vive holgada de dinero, aunque ella quiere un aún mejor tren de vida para costearse abrigos de pieles, mercedes, etc... Pero la principal diferencia entre Valerio y sus amigos es que él es un psicópata. Al matar los chicos sin motivo, sin móvil, la policía apenas tiene pistas para buscarlos. El comisario encargado del caso está muy lejos de dar con ellos.




El inspector Santaga (Enrico María Salerno), quien tras un accidente donde él quedó cojo y murió atropellado el criminal al que perseguía, está destinado (a modo de sanción) a los archivos, en trabajo de oficina de 8 a 3. Y será él, de forma extraoficial, quien dé con la solución, haciendo uso de la información que le brinda su nuevo puesto y de las ventajas de las recién incorporadas computadoras. Pero además de a los vándalos, tendrá que enfrentarse a su jefe (quien lo ataca públicamente aunque luego en privado le pida ayuda) y al inspector encargado del caso que quiere solucionar a la vieja usanza un problema que se plantea nuevo. Acaso representantes estos de aquella policía arcaica que, comentaba Umberto Lenzi, era incapaz de hacer frente a la violencia del crimen que azotó las principales urbes italianas en los primeros 70.




Opuestos a esos comisarios físicos y violentos de las cintas de Damiani, Castellari o Massi. Enrico María Salerno da vida a un inspector tullido, avejentado y medio calvo que usará el ingenio y los medios a su alcance, amén de su tenacidad, para acorralar a los culpables. Un testigo (el omnipresente Sal Borgese) vio a dos de ellos. El primero en caer es Giuseppe, el más débil. Al encontrar a la policía en su casa (en realidad para entregar una nota de desahucio) se asusta, echa a correr y lo pillan. En el calabozo se suicida al no poder soportarlo. A Giacomo no le vieron, pero sí a Valerio. Al verse cercado, su psique termina por resquebrajarse, sabe que está perdido y va en busca de su final, pero en su viaje se lleva consigo a su esposa (a la que mata con raticida), a un guardia urbano que lo ha multado en diversas ocasiones, e incluso amenaza en el trabajo a varias personas a punta de pistola para finalmente intimidar al supervisor (quien previamente había sufrido la violencia del joven) con un cable eléctrico (al arrancarlo toda la fábrica se para, el poder está en sus manos) antes de ser abatido a tiros por Santaga, al que en ningún momento presenta miedo alguno.


El final deja la puerta abierta. Giacomo se ha librado y busca dos nuevos compinches para seguir sus fechorías, pasando ahora a desempeñar el rol que antes hiciera Valerio. Si bien Enrico Maria Salerno se prodigó mucho en el género, su hermano Vittorio sólo haría un policiaco más, “No, il caso è felicemente risolto” (1973). Dallesando presta su flemática presencia al psicópata Valerio. El actor norteamericano se había dado a conocer en las producciones underground rodadas por Paul Morrissey para Andy Warhol, y fueron precisamente estos quienes lo llevaron a Italia para filmar en los estudios Cinecittá el díptico formado por “Sangre para Drácula” (1973) y “Carne para Frankenstein” (1974), con producción de Carlo Ponti, y con la colaboración de Antonio Margheriti en la segunda. En dicho país, además de en los poliziescos citados, intervino en alguna producción erótica (2). “Furia homicida” conoció una estupenda edición videográfica en nuestro país a cargo de Videotechnics que, afortunadamente, respetaba el formato panorámico original. . Alfonso & Miguel Romero


Psychometro: ••••




(1) Cuatro fueron los títulos dentro del género en los que intervino Dallesandro. Además de la aquí, comentada lo pudimos ver en “El ambicioso” (1975) de Pasquale Squitieri, “Tiempo de asesinos” (1975) de Marcello Andrei, y “L’ultima volta” (1976) de Aldo Lado.

(2) También por esta época, Walerian Borowczyk lo reclama para la producción francesa “Una mujer de la vida” (1976), haciendo pareja con otro mito erótico de la época, Sylvia Kristel.

Etiquetas:

4 Comentarios:

27.10.08 Blogger MarioBava

Uno de los films mas violentos que he visto en los ultimos meses. El tipejo Dallesandro hace un papelón de ordago. Toda una joya a reedescubrir...

Magnifica critica como siempre...

Saludos

 
27.10.08 Blogger Captain Howdy

No la conocía pero, tras leer tu crítica, me pongo a ello.

Esa violencia, en ocasiones gratuita, de los 70 y 80 ha dado vidilla a muchas películas que merecen ser rescatadas.

Salu2

 
27.10.08 Anonymous Anónimo

En el foro de Gente de Respeto hablan sobre ella y dicen que en Italia no les suena de que haya habido algun edicion en video. Solo hablan de la española, de una griega en ingles con subtitulos en griego y de otra version inglesa. Menuda pinta que tiene esto, ademas las capturas que has puesto estan muy bien de vision. No se de donde sacais estas peliculas.

Ramón

 
4.11.08 Blogger darkerr

No la he visto pero resulta muy, pero muy interesante, si hasta diria que es de violencia entrañable. A ver cuando la apreciaré.

 

Publicar un comentario

 
Pkv revista de análisis cinematográfico. Prohibida su reproducción (incluso indicando la procedencia).