Psychotronic Kult Video.tk: Roma contra Roma <body OnContextMenu="return false"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d21878572\x26blogName\x3dPsychotronic+Kult+Video.tk\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/\x26vt\x3d9189659977127148319', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-2239433-1"; urchinTracker(); </script>

jueves

▼ REVIEWS

Roma contra Roma

War of the Zombies (USA) IMDb





Año: 1964 (Italia)
Director: Giuseppe Vari
Interpretes: John Drew Barrymore, Susy Andersen, Ettore Manni, Ida Galli, Mino Doro, Ivano Staccioli, Andrea Checchi, Philippe Hersent.


Sinopsis: En la guerra entre romanos y armenios, estos últimos han sido reunidos por el brujo Aderbab, que sirviéndose de la magia negra pretende acabar con el imperio enfrentándolos contra un ejército de soldados muertos. De Roma envían al centurión Callo, secundado por su fiel Sátiro, para que investigue qué ha pasado con el oro armenio.

Comentario: El peplum, por su propio condición de cine popular, al igual que el spaghetti-western, el giallo o el poliziesco, fue un género menospreciado, cuando no denostado, en su día por la crítica. Sólo salvándose de la quema unos pocos títulos de directores más apreciados, caso de Sergio Leone, Riccardo Freda o Mario Bava. Igualmente fueron diversas las cintas “de romanos” de origen norteamericano que gozaron de mayor favor crítico en detrimento de las rodadas en territorio transalpino, debido quizá al carácter más explotativo y de rodaje más apresurado de la mayoría de títulos de la cinematografía italiana. De unos años a esta parte, cierto sector de la crítica (1) ha vuelto a revisar estos títulos confiriéndoles valores que antaño les fueron negados por pura ceguera “intelectual”, al igual que se ha revalorizado el spaghetti-western, en menor medida el giallo, y (al menos en su país de origen) el poliziesco.





El boom del género en Italia vino con el “Hércules” (1958) de Pietro Francisci, coproducción italo-española con el Mr. Universo de 1950 Steve Reeves (2) en el papel del semidiós, y con el gran Bava en labores de fotografía (3). Un aluvión de títulos siguieron y, entrando en los 60, cuando el público empezó a cansarse de tanto forzudo en chanclas, el peplum se adentró más descaradamente en el terreno del fantástico, con ejemplos tan disfrutables como “Hércules en el centro de la Tierra” (1961) de Bava, con Reg Park como el hijo de Zeus; “Maciste en el infierno” (1962) de Riccardo Freda, con el fortachón Kirk Morris, o “El valle de los hombres de piedra” (1963) de Alberto De Martino, protagonizada por un joven Richard Harrison. Y es en este conjunto donde se incluye “Roma contra Roma”.




La cinta de Giuseppe Vari (4) cuenta con todos los personajes y situaciones prototípicas del peplum: el héroe íntegro y valiente, el colega fiel y gracioso del protagonista, la chica buena y virtuosa (además esclava) que acabará en los brazos del héroe, la tipa ambiciosa y pérfida (que se vale del sexo para conseguir sus propósitos) a la que aguarda la muerte, el villano megalómano, las reuniones del senado, las batallas en campo abierto, las traiciones y conspiraciones palaciegas, etc... pero a las que se suman en esta ocasión elementos del terror y el fantástico, como esos soldados-zombis resucitados por la diosa Oro, hija de Osiris, guiada por el malvado brujo Aderbab, quien también se vale del vudú. La estupenda fotografía colorista enlaza tanto con los filmes de romanos como con el terror gótico italiano de Bava y demás grandes del género. Y Vari aprovecha perfectamente ésta así como el formato panorámico para recrear la lucha entre los ejércitos del imperio contra sus adversarios redivivos.






Ettore Manni, en aquellos años volcado de lleno en el peplum, es Callo (Gaius en el original), mientras que el norteamericano John Drew Barrymore (hijo de John Barrymore y padre de Drew) es el maléfico mago Aderbab. El papel de Tulia, la ambiciosa de turno, recae en Susy Andersen, vista antes también en el género en “Las gladiadoras” (1963) de Antonio Leonviola, así como en el film de terror de episodios “Las tres caras del miedo” (1963) de Bava, o el western “Los rurales de Texas” de Primo Zeglio. Mucho más conocida para el aficionado es Ida Galli, aquí como la esclava Rhama, quien trabajara previamente con Fellini en “La Dolce Vita” (1960), con Visconti en “El Gatopardo” (1963), o Bava en “Hércules en el centro de la Tierra” y “La frusta e il corpo” (1963); su extensa filmografía cubre títulos tan conocidos para los habituales de esta página como “Concierto para pistola solista” (1970) de Michele Lupo, “La mansión de la niebla” (1972) de Francisco Lara Polop, o “Siete notas en negro” (1977) de Lucio Fulci.





A mediados de los 60, el peplum perdió el favor del público que apuntaba ahora hacia la deconstrucción del western según Leone. A finales de la década siguiente, un nuevo cine de romanos se ponía de moda en Italia: “Calígula” (1979), la superproducción de Tinto Brass respaldada por la revista Penthouse, redefinía el género cargando más las tintas en la violencia y el sexo que en la aventura y la fantasía. Un buen lote de títulos explotativos le siguieron que prefirieron decantarse más hacía las cuestiones carnales que por la violencia y orientándose, en ocasiones, a la comedia. No tardaron en estrenarse “Mesalina, Mesalina” (1977) de Bruno Corbucci (con Tomas Milian recreando un personaje a lo Monnezza/Nico Giraldi), “Nerón y Popea” (1982) de Bruno Mattei, “Calígula 3. La historia jamás contada” (1982) de Joe D’Amato (5), “Los eróticos sueños de Cleopatra” (1985) de Rino Di Silvestro (parapetado como Cesar Todd), etc...





En otro orden de cosas, Luigi Cozzi, aprovechando el tirón del “Conan el bárbaro” (1982) de John Milius, estrena “El desafío de Hércules” (1983) y su secuela, “La fuerza de un coloso” (1984), con Lou Ferrigno de protagonista. Después el peplum desaparece como género del cine italiano. Ni siquiera los éxitos a nivel mundial del “Gladiator” (2000) de Ridley Scott o el “Troya” (2001) de Wolfgang Petersen lo sacaron de la tumba. No obstante, la expectación que causó el mencionado film de Scott propiciaría en los USA una oleada de miniseries y telefilmes de romanos, destacando entre todos la serie de la cadena HBO “Roma” (2005). Alfonso & Miguel Romero


Psychometro: •••••




(1) Como ejemplo el estudio que le dedicó la publicación española “Dirigido por” en los primeros meses del 2006.

(2) Junto a Reeves, otros famosos culturistas como Gordon Scott, Gordon Mitchell o Reg Park encarnaron a los colosales Hércules, Ursus, Maciste, Sansón o Goliat. El mismo físico que les brindó tales personajes, los encorsetó en tales y les impidió después encontrar otros roles adecuados a sus descomunales espaldas. Gordon Mitchell recordaba en una entrevista para Fangoria cómo intencionadamente perdió musculatura cuando vio venir la extinción del peplum y lo tuvo más fácil que sus compañeros para adentrarse en otros géneros.

(3) Algunas fuentes aseguran que la labor del maestro fue más allá, y que buena parte del metraje de la película lo rodó él.

(4) Como tantos realizadores italianos, la filmografía de Giuseppe Vari incluye todo tipo de géneros, ya sean los dramas “Su propio destino” (1958) o “El ángel y la fiera” (1959), el peplum de “Los normandos” (1962), el giallo de “Perfecta estrategia criminal” (1970), o el erotismo en los conventos de “Sor Emanuelle” (1977), con Laura Gemser.

(5) Después de pasar la segunda mitad de los 80 especializado en cine erótico, en 1993 Joe D’Amato se une a Luca Damiano (Franco LoCassio) y juntos dirigen para el productor Riccardo Billi un verdadero aluvión de títulos triple X de incuestionable calidad y rodados en 35mm hasta la muerte del primero en 1999. Entre la amplia amalgama de estos films, D’Amato volvió a los tiempos de la Roma imperial en cintas como “Cleopatra”, “Mesalina”, “Las perversiones de Nerón”,Calígula” (todas de 1996), “Hércules” (1997), que coincide con el estreno del film de la Disney (¿?), o “Escándalos bíblicos” (1998).

Etiquetas:

4 Comentarios:

4.10.08 Anonymous Aljavivi

Uhmmmmmm el péplum. Otra de mis debilidades. Deliciosamente decadentes, carton-piedra, bellas mujeres y musculados hombres, batallitas, intrigas palaciegas...
Mis favoritas "Hércules en el centro de la Tierra", "El Valle de los Hombres de Piedra", "Ulises" y un laaaaaargo etcétera.

 
5.10.08 Blogger Mr.Jones

Great Block too, i will come back :-)

http://best-vhs-covers.blogspot.com

 
7.10.08 Blogger La abadía de Berzano

Excelente análisis de tan peculiar título.

 
7.10.08 Blogger darkerr

Este post es magnifico, muy buena revision de la historia del peplum. Saludos ¡¡¡

 

Publicar un comentario

 
Pkv revista de análisis cinematográfico. Prohibida su reproducción (incluso indicando la procedencia).