Psychotronic Kult Video.tk: Delito carnal <body OnContextMenu="return false"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d21878572\x26blogName\x3dPsychotronic+Kult+Video.tk\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/\x26vt\x3d9189659977127148319', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-2239433-1"; urchinTracker(); </script>

viernes

▼ REVIEWS

Delito carnal

Delitto carnale IMDb





Año: 1983 (Italia)
Director: Cesare Canevari
Interpretes: Marc Porel, Sonia Otero, Fulvio Ricciardi, Moana Pozzi, Dirce Funari, Rino Falcone, Angela Minafro.


Sinopsis: El viejo propietario de un hotel fallece y sus parientes acuden al funeral y a la entrega del testamento. La noche antes celebran una orgía y por la mañana uno de los asistentes, una chica, aparece asesinada. La policía no permite que nadie abandone el lugar hasta que se aclaren las cosas, el asesino puede ser uno de ellos.

Comentario: A pesar que el argumento sea muy similar al de “Concierto para pistola solista” (1970) de Michele Lupo, las dos películas son tangencialmente distintas. Si en esta última, el giallo quedaba diluido en una resolución más británica llena de humor, Canevari por su parte utiliza una trama de giallo para presentarnos un film donde prima el deseo carnal, y la trama criminal parece más una excusa. El realizador había transitado el cine sexy previamente en conocidas cintas eróticas como “La princesa desnuda” (1976), con Ajita Wilson, o “La última orgía del 3er Reich” (1977). Rodado ya a comienzos de los 80, cuando el género cimentado por el gran Bava empezaba a desaparecer (1), y los fueros del cine de género y exploitation italiano se decantaran por el terreno del eros.




En el giallo tuvo siempre una significativa impronta el sexo. En un principio más solapado, adquiriendo más importancia el fetiche que el propio acto sexual o los desnudos. Finalizando los 60 y comenzando una nueva década, conforme la censura iba permitiendo mostrar más, lo carnal fue asaltando las pantallas, y a mediados de los 70 empiezan a darse aquellos ejemplos del género donde el eros se impone al thanatos, en los cuales lo sexual prima sobre el asesino e incluso en lo concerniente al mismo ritual del asesinato, pieza fundamental del giallo. Y es que los últimos años de la década y los primeros de los 80 conforman la edad de oro del cine erótico italiano, es pues lógico que un género donde el sexo fue siempre una basa fundamental acabe tirando (por cuestiones puramente comerciales) hacia el softcore, llegando a los cines títulos tan conocidos como “Crimen sin huella” (1979) de Mario Landi, “Play motel” (1979) de Mario Gariazzo (firmando como Roy Garrett), o “El destripador de Nueva York” (1982) de Lucio Fulci. Donde la explicitud se adueña de las pantallas tanto en los crímenes, mucho más gore que unos años antes, como en el sexo, ahora más perverso que nunca, conjugando algunos de los ejemplos más sádicos del género.





Sin embargo, en este giallo tardío de Canevari, el gore no se apodera en ningún momento de las pantallas, apenas hay asesinatos dada la cantidad de potenciales víctimas que pueblan la cinta, el sadismo tampoco es tan importante... y el director prefiere deleitarse mostrando los exuberantes cuerpos de las actrices en los muchos desnudos y actos sexuales que se suceden a lo largo de todo el metraje. Recorriendo la cámara, sin ningún pudor, las rotundas fisonomías de las féminas y deteniéndose, descaradamente, en las zonas más impúdicas. Si el giallo fue, desde su propia concepción (al igual que el spaghetti-western), un género donde primaba lo visual sobre lo narrativo, uno de los géneros, por tanto, más voyeurs, en el que la mirada era importantísima (alcanzando sus más altas cotas en el cine de Argento), y el espectador se hacía cómplice de las muertes acometidas por el (usualmente) enmascarado asesino. En “Delito carnale” nos hacen partícipes invitándonos (¿obligándonos?) a mirar (y admirar) las curvilíneas epidermis de las mollares intérpretes.



Y pese a todo, Canevari se acomoda a algunos clichés del giallo, tanto formales (forzados ángulos en los asesinatos...) como temáticos, con esos burgueses con más vicios que virtudes, desocupados y llenos de envidia, codicia, celos y lujuria. Un grupo ideal como posibles candidatos a pasar a mejor vida, y entre los que puede andar metido el homicida. Así como el (tramposo) final sorpresa (casi) obligado del género. Atentos a dos actrices habituales del celuloide venéreo en el reparto: Moana Pozzi (poco después una de las grandes estrellas del hard transalpino) y Dirce Funari (2). Alfonso & Miguel Romero
Psychometro: ••••




(1) Según la propia crítica italiana, la era del giallo se desarrolla principalmente entre los dos decenios que van desde 1962, inaugurado con “La muchacha que sabía demasiado” de Mario Bava, a 1982, concluyendo con el “Tenebre” de Dario Argento.

(2) Rostro común en el cine erótico de la segunda mitad de los 70 y primeros 80, pudimos verla en “Sor Emanuelle” (1977) de Giuseppe Vari o “Blue movie” (1978) de Alberto Cavallone. Pero sería con Joe D’Amato con quien más trabajaría: “El ginecólogo de la mutua” (1977), “Emanuelle y los últimos caníbales” (1977), “Hard sensation” (1980), “Porno esotic love” (1980), “Las noche erótica de los muertos vivientes” (1980), o “Porno holocausto” (1981).

Etiquetas:

2 Comentarios:

19.11.08 Blogger Captain Howdy

Reconozco que es un título que ni siquiera me suena, habrá que subsanar ese error lo antes posible; parece oportuno echarle un vistazo por lo que contáis.

Salu2

 
20.11.08 Blogger MarioBava

Señores he tenido que borrar un comentario de algun subnormal ,no tiene otro nombre que se metia con la persona de un amigo que entra en mi blog y yo en el suyo. Les pido por favor que no anden mas con mongoladas de este tipo en mi humilde blog y los problemas personales se arreglen en privado...

Que triste en serio ,,,,,

 

Publicar un comentario

 
Pkv revista de análisis cinematográfico. Prohibida su reproducción (incluso indicando la procedencia).