Psychotronic Kult Video.tk: La cruz con siete piedras <body OnContextMenu="return false"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d21878572\x26blogName\x3dPsychotronic+Kult+Video.tk\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/\x26vt\x3d9189659977127148319', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-2239433-1"; urchinTracker(); </script>

sábado

▼ REVIEWS

La cruz con siete piedras

La croce dalle sette pietre IMDb





Año: 1987 (Italia)
Director: Marco Antonio Andolfi
Interpretes: Marco Antonio Andolfi, Annie Belle, Gordon Mitchell, Paolo Fiorino, George Anderson.


Sinopsis: Marco Sartori llega a Nápoles para reunirse con su prima, a la que no ve desde que eran niños. A su llegada es víctima de un engaño y le roban la cruz que lleva al cuello. Ésta ha caído en poder de un jefe camorrista, Don Raffaele Esposito, al que tendrá que enfrentarse en su desesperada búsqueda, pues aquella es un amuleto que le protege de una antigua maldición.




Comentario: Si hasta finales de los 70, sobre un 75% del cine que se proyectaba en Italia eran producciones autóctonas, y los estrenos americanos difícilmente alcanzaban un 20%, las cosas cambiarían drásticamente con la llegada de los 80. Ellos no tuvieron un “decreto Miró”, pero las consecuencias fueron similares, y el cine de género se resintió. Si a esto le sumamos que desde finales de los 70 las superproducciones de Hollywood se apropiaron de los temas clásicos de la serie B y el cine de género, poco iban a poder competir los modestos productos italianos contra el gigante americano. A esta invasión USA hay que añadir un cierto cansancio por parte del público y, reconozcámoslo, un agotamiento del género a falta de un relevo generacional del talento de los realizadores italianos de los 50, 60 y 70.



Tomando como ejemplo el cine erótico, que tan buenos resultados (artísticos y comerciales) dieran las dos décadas previas, conforme avanzaban los 80 iban viendo como caían drásticamente tanto sus presupuestos como los resultados finales, en directores como Frank de Niro (seudónimo de Pasquale Fanetti) o Lawrence Webber (1). El caso del terror fue similar. A las más flojas propuestas de directores veteranos que ya daban muestras de cierto hastío, algunas ya concebidas para su estreno videográfico, se sumaron nuevos realizadores como Marco Antonio Andolfi que, bajo el seudónimo de Eddy Andolf, se estrenaba con esta “La croce dalle sette pietre”, su único film acreditado en la dirección, según parece.




Andolfi además ejercía labores de guión, montaje, FX, e incluso se reservaba el papel protagonista. Si en algunas ocasiones involucrarse de tal manera en su ópera prima, da resultados tan estimulantes como “El asesino del taladro” (1979) de Abel Ferrara (2), éste no es el caso. El producto final no podía ser más desconcertante. Como guionista resulta caótico e incapaz de dar coherencia y profundidad a lo que sucede. Como director se muestra totalmente nulo, hay escenas, como la de la estación, donde todos los viandantes miran a la cámara, dando muestras de que se grabó sin ningún tipo de permiso ni extras para la ocasión. Y como actor puede rivalizar con Leo Fong en inexpresividad. Hay que añadir que la mayoría de los actores no podían ser peores, dando como resultado un humor inintencionado. Un reparto donde sólo merece la pena destacar a Annie Bell, vista en la rape-movie “Trampa para un violador” (1980) de Ruggero Deodato (a años luz por encima a la aquí comentada), o al veterano Gordon Mitchell en uno de sus últimos papeles en el país transalpino.




La escena inicial con una orgía-rito satánico liderada por, precisamente, Mitchell, es de lo mejor de la cinta, y puede despistar de lo que de verdad nos aguarda. El leit-motiv del film, el hombre lobo (si se le puede llamar así) enfrentado a la camorra (incluyendo un político corrupto de por medio) parece sacado de un fumetto-nero de la época. De hecho, un argumento similar se había plasmado previamente en las páginas de la chica licántropo Ulula, en España por Ediciones Zinco en 1984 dentro de su colección “Hembras peligrosas” del número 5, “La rival”, al 7, “Hembra devora hembra” (3).




El asunto del maquillaje es otra cuestión. El demonio Avorym, invocado en la misa negra es un inexpresivo disfraz de mono (¿?), y el “hombre lobo” en que se transforma el protagonista es poco más que una máscara que le cubre la cabeza, yendo completamente desnudo (y depilado), a excepción de un pequeño trozo de tela que le cubre la zona genital. En cuanto a la transformación se hace uso del pelo a pelo que aquí en España se empleara en los filmes de Waldemar Daninski de Paul Naschy, pero con resultados infinitamente inferiores al de nuestro licántropo nacional. Y tras ver la película, todo el mundo lanza al aire la misma pregunta ¿Por qué al mutar a monstruo desaparece la ropa y al recuperar la forma humana ésta vuelve a su sitio? . Alfonso & Miguel Romero.


Psychometro: ••••


(1) Aunque Aldo Sambrell comente en su biografía “La mirada más despiadada” que Lawrence Webber (Lorenzo Onorati) estaba bien mirado en Italia, se nos hace harto difícil creérnoslo vistos los resultados de algunas de sus películas, donde no le importa fusilar escenas de una película a otra, aunque no venga a cuento.

(2) En DVD por Paycom Multimedia.

(3) Un caso por el estilo, zombis contra mafiosos, había sido llevado a la gran pantalla en 1975 por Paul Maslansky con resultados mucho más gratificantes en la blaxploitation “Sugar Hill”, para la AIP. Protagonizada por la guapa Marki Bey, el característico Don Pedro Colley y, como villano, el “Conde YorgaRobert Quarry. Su edición videográfica en nuestro país corrió a cargo de Lauren Films/Hit Vídeo bajo el título de “La venganza de los zombis”, utilizando para la cubierta el tag-line del “Zombi” (1979) de Romero, y buena parte de la carátula de “La divertida noche de los zombis” (1987) de Ken Wiedrehorn... un despropósito.













Etiquetas:

5 Comentarios:

30.1.09 Blogger Juan P. Rodriguez

Hostras!!!!
La verdad es que soy un gran amante de las películas de licántropos! Y siempre en la busca de films de ese subgenero, me he tragado alguna que otra perla y otras películas algo deleznables como La Lupa manara por poner un ejemplo.
Después de la reciente Gomorra, no puedo evitar sentir cierto interés por esta película rollo "El hombre-lobo contra la Camorra", jajaja!
Felicidades, de verdad. Me encantan vuestras reseñas!!

 
30.1.09 Anonymous Anónimo

Muchas gracias por tu comentario, Juan. Otro film con licántropo (aunque éste apenas asoma un ratito en pantalla) que es un auténtico despropósito es “Spookies”, cinta que copiaba elementos del “Phantasma” de Coscarelli y cuya portada corrió a cargo de Richard Corben.

Alfonso

 
30.1.09 Blogger Igor Von Slaughterstein

Por lo menos Hulk rompe los pantalones al transformarse, pero los poderes con la ropa de este licántropo no los entendería ni el profesor Del Oso redivivo XDDD

Sin duda un clásico de la psicotronía terrorifico-erótica-casposa de nuestro pasado.

Saludos!!

 
30.1.09 Blogger cerebrin

Menudo pastiche parece ser por lo que comentáis. Terror, poliziesco, erótico... Con todo suena interesante verla.

 
1.2.09 Blogger darkerr

Que curiosidad, sin duda merece verse, ese hombre lobo no tiene pierde para unas buenas risas. La tendré en cuenta en la búsqueda.

 

Publicar un comentario

 
Pkv revista de análisis cinematográfico. Prohibida su reproducción (incluso indicando la procedencia).