Psychotronic Kult Video.tk: Ni el mar ni la arena <body OnContextMenu="return false"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d21878572\x26blogName\x3dPsychotronic+Kult+Video.tk\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/\x26vt\x3d9189659977127148319', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-2239433-1"; urchinTracker(); </script>

miércoles

▼ REVIEWS

Ni el mar ni la arena

Neither the sea nor the sand




Año: 1972 (Inglaterra)
Director: Fred Burney
Interpretes: Susan Hamspire, Michel Petrovich, Michael Graze,Frank Finday.

Sinopsis: Anna Robinson está sufriendo una crisis matrimonial. Para aclarar sus ideas viaja sola a la ciudad costera de Jersey. Allí conoce a un interesante joven, Hugh Dabernon, del que cada vez se siente más atraída. Cuando va a coger el avión de vuelta a su amargada vida, decide quedarse a vivir con su nuevo compañero y el antipático hermano de éste, George. Los dos enamorados van de viaje, pero mientras juegan en la playa, Hugh sufre un paro cardíaco y para cuando llega el médico ya está muerto. Pero pocas horas después Hugh vuelve como un zombie, el amor que se profesan no deja que el alma abandone el cadáver.

Comentario: En su único film como director (sus otros dos trabajos acreditados son un par de series de televisión), Fred Burnley adaptó la novela “Neither the sea nor the sand” de Gordon Honeycombe, contando con el autor para su adaptación cinematográfica. Frank finlay (1), como el repulsivo George, acompaña a la televisiva pareja protagonista formada por Susan Hampshire, vista en “Malpertuis” (1971) de Harry Kümel o “No encontré flores para mi madre” (1973) de Francisco Rovira Beleta, y Michael Petrovich.




Un detalle muy interesante, aunque el guión no incida mucho en él, es que ambos hermanos son los últimos del vasto linaje de los Dabernon, distinguida familia que parece (y se cumplirá) obligada a extinguirse. George se muestra reacio al contacto con las mujeres (aunque no le importe ir al cine a verlas en películas), y Hugh hasta su encuentro con Anna también se encontraba solo. La aparición de ella no hará sino precipitar las cosas. De ritmo pausado, hay dos partes bien diferenciadas en la cinta, marcadas por la muerte de Hugh.



A pesar de sus claros elementos sobrenaturales, no estamos ante una película de terror, sino más bien ante un drama romántico. Todo gira en torno al amor. Por amor Anna no vuelve con su marido y se queda con su affair en Jersey, las pudorosas escenas de cama entre los amantes no están tratadas de forma sexual sino sentimental, de liberación de ella a un amor nuevo y auténtico. Por amor el alma de Hugh se niega a dejar el cuerpo muerto (2) de éste, que sigue su curso natural y empieza a descomponerse (3)... Por amor, incluso, la pareja mata a George al querer interponerse entre ambos proponiendo que un exorcista se haga cargo del problema. Momento en que se altera el ritmo del film y coge forma de cinta de terror.


Anna por su parte lo acepta, aún sabiendo lo que realmente es. Y, aunque se asuste cuando su amante quiere matarla para llevársela con él al otro mundo, no puede abandonarlo y en un romántico final ambos se sumergirán en la playa para pasar juntos al otro lado, frente al faro donde se conocieron al comienzo del film. El mar como principio y fin, como vida y muerte (4). Donde circularmente se unen los extremos y Hugh le dice a Anna al final las mismas palabras que cuando la conoció. Aquel lugar que un día fue un cementerio de barcos, hasta que se instaló el faro para guiarlos, como los guiará a ellos en su destino.




Como rezaba el libro y termina la película “Ni el mar ni la arena matará su amor. Ni el viento podrá aniquilarlo, alentado por la envidia”. Aunque también podríamos decir, ya que nos viene perfecto al caso, parafraseando al primer Fassbinder, “El amor es más frío que la muerte”. Alfonso & Miguel Romero

Psychometro: •••


(1) Cuya longeva carrera incluye títulos tan variados como el “Life force. Fuerza vital” (1985) de Tobe Hooper, “La mansión de Cthulu” (1990) de Piquer Simón o la multipremiada “El pianista” (2002) de Polanski. Fue el Porthos en las diversas aventuras de los Tres Mosqueteros de Richard Fleischer.

(2) Un caso similar encontraríamos pocos años después en el “Terror en la noche” (1974) de Bob Clark, cuando el amor de una madre, Christine Brooks (Lynn Carlin), que se niega a creer que su hijo Andy (Richard Backus) ha muerto en Vietnam, pese a que se lo comuniquen oficialmente, hace que éste regrese a casa... zombificado.

(3) Una vez muerto se comunica en esporádicas ocasiones con su amada telepáticamente. Se produce entonces una morbosa relación casi necrófila en la que para amarse él le envía imágenes de cuando hicieron el amor poco tiempo antes mientras ella se masturba.

(4) La playa como escenario y el mar como liberación aparecen al final de muchos títulos de Jean Rollin. También hacia el mar se dirige el lovecraftiano bebé de la igualmente francesa “Baby blood” (1990) de Alain Robak, para poder vivir y, a la par, condenar a la humanidad.

Etiquetas:

3 Comentarios:

13.2.09 Blogger Juan P. Rodriguez

La película, por lo que decis y por las imagenes, tiene un aire frío e inquietante. ¡Habrá que echarle un vistazo!
Saludos!!

 
13.2.09 Blogger MarioBava

Si algun dia tienes la oportunidad de verla seguro que no te decepcionara. Una pequeña obra maestra poco vista por estas tierras que yo conoci en un revista Quatermars. El amor mas alla de la muerte, un tema muy sujerente y que ha dado obras maestras de la envergadura de "La tumba de Ligeia" del papa Corman...

 
19.8.09 Anonymous Anónimo

Hace muchos años que intento conseguirla pero no he tenido suerte.
La Vi en 1982 y me impresionó.

Un abrazo y si alguien puede ayudarme a bajarla sería un buen favor

 

Publicar un comentario

 
Pkv revista de análisis cinematográfico. Prohibida su reproducción (incluso indicando la procedencia).