Psychotronic Kult Video.tk: La noche de los condenados <body OnContextMenu="return false"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d21878572\x26blogName\x3dPsychotronic+Kult+Video.tk\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/\x26vt\x3d9189659977127148319', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-2239433-1"; urchinTracker(); </script>

domingo

▼ REVIEWS

La noche de los condenados

La notte dei dannati IMDb




Año: 1971 (Italia)
Director: Filippo Walter Ratti
Interpretes: Pierre Brice, Mario Carra, Daniel D’Agostino, Angela de Leo, Irio Fantini, Carla Manzini, Antonio Pavan, Patrizia Viotti.


Sinopsis: El periodista Jean Duprey recibe una carta de su viejo amigo Guilloume pidiéndole ayuda. Junto a su esposa Danielle, Jean viaja al castillo de aquel. El tipo, que siempre ha sido muy particular y aficionado a los acertijos, le confiesa que se está muriendo, víctima de una maldición familiar que acabará matándole, no antes sin dejarle una serie de pistas para que investigue. La esposa del excéntrico personaje, Rita, les cuenta que la enfermedad de su marido es mental. Otras dos muertes ocurren en el pueblo, casualmente dos muchachas primas de Guilloume, y Danielle empieza a sufrir alucinaciones y extrañas pesadillas.



Comentario: Con “I vampiri” (1956) de Riccardo Freda nace innegablemente el terror gótico italiano, haciendo gala ya de dos constantes que marcarán el devenir del género: una cuidadísima escenografía (1), que se convierte no en un protagonista más, sino en uno de los principales; y una serie de personajes cuyas obsesiones (celos, venganza, ...) les llevarán a la locura, donde el mal se halla en la mente de estos retorcidos personajes. El director de fotografía era Mario Bava, que se encargó también del trucaje del envejecimiento de la condesa Du Graud (Gianna Maria Canale).



Pero qué duda cabe que la mayoría de edad del género y el film a seguir (a explotar) vendría en 1960 con la sublime “La máscara del demonio”, ya con Bava manejando la batuta de la realización. Film angular en todo el terror (gótico) transalpino, parte de la tradición gótica sajona para arremeter con un lenguaje narrativo novedoso y osado en su momento, y subvirtiéndolo con elementos puramente mediterráneos que alcanzarán su cumbre en las posteriores cintas del género ya rodadas en color, con una plástica barroca y colorista netamente latina. Contenía “La máscara del demonio”, más acentuado que en la mencionada película de Freda, una galería de personajes y situaciones que se irán repitiendo en los siguientes ejemplos del género. Así la brujería como apoteosis de la sexualidad, una sexualidad libre y malvada, con insistencia del lesbianismo y el sadomasoquismo (2). Una brujería que enlaza con el esoterismo, el paganismo y la magia (negra) en su vertiente más pulp, y a la vez va ligada con el vampirismo.



Excelente director de fotografía, dota a la cinta de una atmósfera malsana y viciada, un ambiente de pesadilla, donde el pasado y el presente se funden y confunden con un ingenioso montaje y manejo de la cámara. Insiste la crítica que el periodo de esplendor del terror italiano se desarrolla en los 60, muriendo en la década siguiente. Los fans del género (entre los que, obvia decirlo, nos encontramos) persistimos que éste irá languideciendo conforme avanzan los 80. Si bien el terror gótico sí ve sus días contados al comenzar los 70, siendo sustituido en las salas por el giallo según Argento. “La notte dei danatti”, firmada por Filippo Walter Ratti bajo el pseudónimo sajón de Peter Rush, demuestra que éste ha aprendido mucho de los trabajos góticos de Bava, si bien luciendo una innegable caradura propia de los exploiters italianos.


El film arranca con unos estupendos créditos coloristas, tenebristas y pop con música de Carlo Savina de estilo (como tantos otros ejemplos del género) jazz-pop. Combina una trama propia de novela de suspense de bolsillo, con un periodista metido a detective que se mueve según las pistas que le da su amigo en forma de anagramas, con una historia, una vez más, de brujería y paganismo con elementos vampíricos. Todo se remonta a 1650, cuando la bruja Tarindrole fue ajusticiada por un antepasado de Gilloume quemándola en la hoguera. Una maldición de ésta afecta a los descendientes varones del juez que mueren a los 35 años por una enfermedad que los corroe como un cáncer. No es chafar el final a nadie, pero desde la primera escena que aparece Rita (Daniela D’Agostino) sabemos que es la culpable de todo, la bruja, y el director nos lo corrobora poco después en las pesadillas de Danielle (Patrizia Viotti), con unos ritos paganos y sexuales, repletos de lesbianismo y vampirismo, en una cuidada y pop puesta en escena donde Rita se sienta en una trono y la ceremonia la muestra más que como una bruja como una malvada reina o una diosa pagana (¿la reencarnación de Hécate? ¿de Lilit quizá?) ansiosa de sangre (literalmente), sexo y venganza.



Rodada una década más tarde del seminal film de Bava, utiliza aquellos escenarios de castillos carcomidos por el tiempo, la fotografía agresiva y barroca, una dirección artística trabajadísima, la brujería y las maldiciones ancestrales, así como la omnipresencia del sexo. Pero ahora, 11 años después, la censura ha aminorado y el sexo es más explícito, ocupando más tiempo en pantalla. Lo que Freda o Bava sugerían, Filippo Walter Ratti ya puede mostrarlo en pantalla (3), cobrando importancia por tanto los desnudos de las féminas, algunos (agradecidamente) gratuitos, las ceremonias sexuales, y los elementos lésbicos y sadomasoquistas. Si bien en la propia Italia se vieron dos versiones de la misma, una con un mayor metraje de desnudos y sexo sáfico (4). Amén que otros países, caso de nuestra vecina Francia, llegaron a incluir insertos hardcore.




Encarnando a Jean Duprey, el periodista que dará con la solución y terminará con la maldición y la bruja, en una escena que remite al final de “I vampiri” (y no es la única similitud con la cinta de Freda), y volverá todo a nuestro mundo racional y gris, nos encontramos al francés Pierre Brice, quien había participado en su país en “Los primos” (1959) de Claude Chabrol o “El día y la hora” (1962) de René Clément, y en Italia hiciera algunos peplums y protagonizara el clásico del terror italiano “El molino de las mujeres de piedra” (1960) de Giorgio Ferroni, pero más conocido por interpretar a Winnetou en las adaptaciones cinematográficas de las novelas de Karl May (5). “La notti dei danatti” no alcanza la maestría de Bava o Freda (en su día ninguneados, cuando no vilipendiados, por la crítica que hoy los reivindica), es más esquemática y lienal, OK, pero continua siendo un placer seguir encontrando, viendo y revisando más títulos oscuros de nuestras cinematografías preferidas. Alfonso & Miguel Romero

Psychometro: ••••




(1) Insistimos, el terror gótico, como el giallo o el spaghetti-western, es un cine principalmente visual, donde la puesta en escena es, en la mayoría de las veces, incluso más importante que la propia historia en cuestión.

(2) En la serie documental “Érase una vez en Europa” (2001), presentada por Christopher Lee, el caballero británico parecía sonrojarse al hablar del sadismo y el masoquismo que destila “La frusta e il corpo” (1963) del maestro. Pero es que estos elementos están presentes no sólo en la filmografía de Bava padre, son legión los títulos italianos (y españoles, ambos países mediterráneos) donde el sexo y el dolor se unen en perfecta (y en ocasiones fatídica y letal) comunión. Y no sólo se da en el terror o el giallo, también el cine erótico y el spaghetti-western están repletos de escenas que supuran dolor y éxtasis en una preciosista unión estética a veces innegablemente ligadas a imágenes puramente latinas y católicas.



(3) Las tres siguientes, y últimas, producciones del realizador seguirían en el terreno del eros, si bien desvinculados del terror. El mismo 1971 estrenaba “Erika”, repitiendo con Brice y Viotti. Ésta, por cierto, centro su, más bien corta, filmografía en películas de corte erótico.


(4) La más extendida de ambas, que salió en la colección de vídeos “Demoni e streghe”, es la más corta. En la más completa, las ceremonias de sexo y muerte son más largas, más explícitas (mostrando los pubis de las chicas) y con mayor importancia del lesbianismo. Además, la relación sáfica y de dominación entre Rita y Danielle, apenas apuntada en la versión más corta, es bien explícita en la otra. Recomendamos, por supuesto, esta última, donde, además, se acentúa ese aire de fumetto nero de la época muy de agradecer, en consonancia con las páginas de “Zora”, “Naga”, “Sukia”,... y otras tantas protagonistas del terror y el erotismo en el cómic italiano de aquellos años.

(5) En 1962 el productor Horst Wendlandt compra los derechos de las novelas de Karl May sobre las aventuras de Old Shatterhand y Winnetou, tras el éxito de los krimis sobre las adaptaciones de las novelas de Edgard Wallace. El americano Lex Barker encarnaría a Old Shatterhand, Pierre Brice sería el indio Winnetou y Ralf Wolter como Sam Hawkens. La primera de las aventuras llevadas a la pantalla daría “El tesoro del lago de la plata” (Harald Reinl, 1962), la producción alemana más cara y la más exitosa de ese año. Le seguirían “Furia apache” (1963) y “La carabina de plata” (1964), ambas dirigidas nuevamente por Reinl. Para “Los buitres” (Alfred Vohrer, 1964), “El asalto de los apaches” (Harald Philipp, 1965) y “El justiciero de Kansas” (Harald Philipp, 1965) el papel de Barker, muy ocupado por entonces, es sustituido por Stewart Grangler (como Old Surehand), sin mucho éxito entre el público. Barker vuelve en “El día más largo de Kansas City” (Harold Philipp, 1966), y es sustituido por Rod Cameron en “Hombres desesperados”(Alfred Vohrer, 1966), cuyo fracaso motiva que Wendlandt abandone el western. Como también había ocurrido con el éxito del krimi, el avispado Arthur Brauner aprovechó el momento, y tras el éxito de “Furia apache”, estrena “La última batalla de los apaches” (Hugo Fregonese, 1963), contando con Barker y con Price en los mismos papeles y rodada en Yugoslavia, al igual que las de Wendlandt. Adaptó también algunas novelas orientales de May y estrenaría el último film del oeste sobre el autor con “El valle de los héroes” (Harald Reinl, 1968). Posteriormente, ya en la pequeña pantalla, Price volvería en alguna que otra ocasión a encarnar al indio que le hizo tan famoso. La importancia de la obra de Karl May en Alemania llevó al cómico Michael “Bully” Herbig en el 2001 a arremeter con la parodia “El tesoro de Manitú”, con un arrasador éxito en su país.






Etiquetas:

5 Comentarios:

30.3.09 Blogger MarioBava

Sensacional critica hermanos, cada dia que pasa os superais mas y mas...Miles de enorabuenas...Me parece que nos han engañado a todos con los insertos hard de Francia. Me enviaron copia de la misma edicion que vende Kult-Video y no tiene insertos, osea que estan engañando a la gente para sacar dinero como sea...En fin..

Jose

 
30.3.09 Blogger cerebrin

Coincido con la estupenda reseña. Si bien no llega al nivel de los grandes, "La notte del dannati" funciona muy bien como un conpendio de las diferentes ramas del fantástico italiano de la época, algo así como una versión modernizada de las seminales obras de Bava y Freda, un poco a imagen y semejanza de lo que haría poco tiempo después Luigi Batzella en alguna de sus películas, como "Nuda per Satana".

Un saludo.

 
30.3.09 Blogger Juan P. Rodriguez

Pues a pesar de ser un exploitaton tiene muy buena pinta!! Dios sabe lo que adoro La Mascara del Demonio de Bava!
Coincido con Cerebrin y Bava, sois unos fenomenos. Felicidades por la reseña!

 
2.4.09 Blogger Ordel

No conocía esta película, despues de esta magnífica reseña habrá que verla.

Un saludo.

 
11.4.09 Blogger El Guardián

Me sumo a los halagos a la reseña y como Ordel me apunto la película, porque tras leeros me habéis dejado con muchas ganas de hincarle el diente.

 

Publicar un comentario

 
Pkv revista de análisis cinematográfico. Prohibida su reproducción (incluso indicando la procedencia).