Psychotronic Kult Video.tk: Gran golpe contra las SS (aka De las Ardenas al infierno) <body OnContextMenu="return false"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d21878572\x26blogName\x3dPsychotronic+Kult+Video.tk\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/\x26vt\x3d9189659977127148319', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-2239433-1"; urchinTracker(); </script>

viernes

▼ REVIEWS

Gran golpe contra las SS (aka De las Ardenas al infierno)


Dalle ardenne all'inferno IMDb





Año: 1967 (Italia-Francia-Alemania)
Director: Alberto De Martino
Interpretes: Frederick Stanford, Diana Bianchi, John Ireland, Curd Jürgens, Michel Constantin, Helmut Schneider, Howards Ross, Fadja Nicol.



Sinopsis: Ámsterdam, Holanda, abril de 1945, la guerra está a punto de acabar. Miembros de los partisanos junto a algunos soldados americanos y algún alemán planean hacerse con los diamantes que los nazis robaran al país, camuflándolo como una operación de la resistencia. Para conseguirlo embaucarán a Kristina, esposa del general alemán Edwin von Keist.

Comentario: Si durante los años 40, el cine bélico tuvo un marcadísimo carácter patriotero y panfletario, en los 60 y 70, ya en frío después de años terminada la Segunda Guerra Mundial, el género se volcó en un cine de aventuras y espectáculo, en vehículo de entretenimiento puro y duro, generalmente libre de connotaciones históricas o políticas, o al menos no tomadas éstas con mucho rigor. Los títulos de esta tendencia se cuentan por docenas, algunos de ellos serían: la imprescindible “La gran evasión” (1963) de John Sturges, “Los cañones de Navarone” (1961) de J. Lee Thompson, “La batalla de las Ardenas” (1965) de Ken Annakin, “El desafío de las águilas” (1968) de Brian G. Hutton, “Nido de avispas” (1970) de Phil Karlson y Franco Cirino... y muchas otras, entre las que cabe reseñar “Los doce del patíbulo” (1967) de Robert Aldrich.



No dudamos que “Ataque” (1956) sea la película de guerra más personal del antibelicista Aldrich, pero es de perogrullo que su exitoso film de hazañas bélicas “Los doce del patíbulo” caló más hondo en el público (y por tanto en la taquilla), originando por ende cintas de corte similar como la estupenda y temprana “Último tren a Katanga” (1968) de Jack Cardiff, protagonizada por el australiano Rod Taylor y que contaba con la participación del propio Jim Brown, del reparto de aquella. Italia, por supuesto, respondió con propuestas análogas como la que nos ocupa ahora o, la más famosa en su estilo, “Aquel maldito tren blindado” (1978) de Enzo G. Castellari, con la participación de los norteamericanos Bo Svenson (1), Peter Hooten, Fred Williamson (2) y Jackie Basehart. Además de contaminar, en el buen sentido, a otros géneros como el spaghetti-western (3).



Gran golpe contra las SS” fue una coproducción entre Italia, Francia y Alemania. Agradecidamente de desahogado presupuesto, permitió al realizador filmar en múltiples localizaciones, con multitud de extras, una más que competente dirección artística, un holgado metraje (quizá excesivo), escenas de acción acuáticas (4) y de batallas con numerosos jeeps, tanques, explosiones, etc... sin la necesidad de recurrir a las imágenes de archivo que en la década siguiente fueran tan socorridas para rellenar metraje en los porno-nazis. Al igual que Aldrich, De Martino se buscó un buen cast (5) de los países participantes: el norteamericano John Ireland (que trabajó a destajo en Italia), Daniela Bianchi (6), Michel Constantin (después en el mencionado film de Castellari), Frederick Stafford, Howard Ross (7), Adolfo Celi, o los alemanes Curd Jurgens y Helmut Schneider.




Teniendo en cuenta que Alemania es uno de los países coproductores, no todos los nazis son mostrados como monstruos inhumanos y sin compasión, sólo las SS se llevan este trato. El general Edwin von Keist (Jurgens) es un hombre íntegro y de palabra, más entregado al amor a su esposa (Bianchi), una judía con identidad falsa de la que conoce en secreto su condición, que a los brutales protocolos de la causa nazi. Por su parte, el caso contrario lo compone el general Hassler (Schneider), alto mando de las SS, quien matará incluso a los propios alemanes que no están de acuerdo con sus locos ideales. Al igual que en tantas cintas de aventuras de la época, el humor es fundamental, puesto aquí en función, principalmente, de los personajes del capitán O’Connor (John Ireland) y su superior (Anthony Dawson).




La excelente banda sonora corre a cargo de Ennio Morricone y Bruno Nicolai. De unos años a esta parte, la Segunda Gran Guerra ha sido revisitada en el cine (sobre todo desde USA) con un tratamiento más analítico, eso que se ha venido a llamar memoria histórica, para examinar los hechos acontecidos (desde el punto de vista de uno de los países vencedores). Lejos quedan ya aquellos filmes sin más pretensiones que las (por otro lado muy notables) del entretenimiento, la diversión y la aventura. Eso sí, como en este caso, con sabor europeo y (nostálgico) aroma de matinal de sábado. Alfonso & Miguel Romero


Psychometro: ••••



(1) De origen sueco, emigró de adolescente a los USA, donde emprendería su carrera en las pantallas de televisión y en Hollywood por los años 60. Durante los 70 y 80 trabajaría también en Italia, siendo el de Castellari su rol más conocido en su filmografía transalpina. Enmarcado en papeles de tipo duro, fue el villano en el “Thunder” (1983) de Fabrizio De Angelis, al servicio de Mark Gregory, y tuvo un papel paródico en “El hijo del jeque” (1977) de Bruno Corbucci. Tarantino le dio el papel del sacerdote que va casar a Uma Thurman en “Kill Bill Vol. 2” (2004), y su próximo film, “Unglorious bastards” es precisamente un remake de “Aquel maldito tren blindado”, donde, después de tanto tiempo desde la idea original, parece que Svenson, que tenía un breve cameo, finalmente no aparecerá.

(2) Colega de Jim Brown, Fred Williamson fue el más avispado de la generación del blaxploitation. No tardó en fundar su propia compañía, la Po’ Boy Productions, ni en alternar trabajos en Italia, donde, según el intérprete, quisieron ver en él al sucesor de Woody Strode.

(3) De los escenarios de la Segunda Guerra Mundial al viejo oeste americano o a la revolución mexicana, el esquema del film de Aldrich sería aprovechado en algunos señeros títulos del western all’italiana, caso de, por ejemplo, “Ve, mátalos y vuelve” (1968) de Enzo G. Castellari, “Un ejército de cinco hombres” (1969) de Don Taylor e Italo Zingarelli y con guión de Dario Argento, o “Una razón para matar y otra para morir” (1972) de Tonino Valerii. Contando en ellas con actores norteamericanos como Chuck Connors, Peter Graves y James Coburn, respectivamente. En las que grupos de mercenarios o reos condenados a muerte se enfrentaban a todo un ejército en misiones suicidas.

(4) La influencia de Bond es más que apreciable. Y más teniendo en cuenta la participación en éstas de Adolfo Celi, el villano Emilio Largo en la aventura submarina del super-agente británico en “Operación Trueno” (1965) de Terence Young.

(5) Lee Marvin, Ernest Borgnine, Charles Bronson, John Cassavettes, Telly Savalas, George Kennedy, Jim Brown, Donald Sutherland, Robert Ryan… ahí es nada…

(6) Su papel de chica-Bond en “Desde Rusia con amor” (1963) de Terence Young, le brindó participar en algunas cintas de super-espías italianas de la época. Con De Martino había trabajo antes en, precisamente, una de éstas, “Operación Lady Chaplin” (1966).

(7) Curtido en un sinfín de peplums, Ross se readaptaría luego a todo tipo de géneros. Con Frederick Stafford volvería a coincidir en “Aullidos de terror”/“La lupa mannara” (1976) de Rino Di Silvestro.

Etiquetas:

3 Comentarios:

17.4.09 Blogger cerebrin

No conocía esta cinta, y dada mi debilidad por las "hazañas bélicas" europeas, me la apunto. Enhorabuena por la reseña, como siempre.

 
20.4.09 Blogger Juan P. Rodriguez

Me habéis abierto el apetito de mala manera con esta estupenda crítica!!
Yo también me la apunto y me puedo hacer con ella!
Saludos! ;)

 
20.4.09 Blogger Igor Von Slaughterstein

Yo tampoco la conocía, pero pinta de lujo.

Excelente reseña, como es habitual.

Saludos!!

 

Publicar un comentario

 
Pkv revista de análisis cinematográfico. Prohibida su reproducción (incluso indicando la procedencia).