Psychotronic Kult Video.tk: La muñeca de Satán <body OnContextMenu="return false"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d21878572\x26blogName\x3dPsychotronic+Kult+Video.tk\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/\x26vt\x3d9189659977127148319', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-2239433-1"; urchinTracker(); </script>

sábado

▼ REVIEWS

La muñeca de Satán

La bambola di Satana IMDb




Año: 1969 (Italia)
Director: Ferrucio Casapinta
Interpretes: Erna Schurer, Roland Carey, Aurora Battista, Ettore Ribotta, Lucie Bomez, Manilo Salvatori, Franco Daddi, Beverly Fuller, Eugenio Galadini, Giorgio Gennari, Domenico Ravenna, Teresa Ronchi, Ivan G. Scratuglia

Sinopsis: Elizabeth, acompañada de su novio y una pareja de amigos, acude al castillo de su difunto tío, Sir Ball Janon, para la lectura del testamento. Ella es la única heredera del patrimonio y no tiene claro si quedárselo o venderlo. La administradora les cuenta la historia de una vieja maldición que pesa sobre la hacienda. Pronto, Elizabeth empezará a sufrir pesadillas y a confundir éstas con la realidad.




Comentario: En 1962 las hermanas Angela y Liciana Giussani (guión) y Luigi Marchesi (dibujo) crean “Diabolik”, naciendo el fumetto nero, cuya etapa de esplendor durará hasta mediados de los 80, imprimiéndose durante ese tiempo en Italia incontables páginas que conquistarán toda Europa y más allá. Protagonizadas por héroes y heroínas amorales e inmorales en toda suerte de historias desarrolladas en cualquier tiempo y lugar (1). Con personajes movidos por intereses personales, lucrativos y lujuriosos, en contraposición a sus altruistas colegas norteamericanos.





Cojamos un ejemplo y no al azar. En 1984 la madrileña J. Fuentes Ediciones, impreso por la valenciana Editval S.A., publica en nuestro país “Astrosex. El signo de la aventura”, una colección de historias independientes, en formato comic-book, que, recorriendo el zodiaco, no tenían otra conexión que cada número estaba protagonizado por una chica del signo correspondiente con el supuesto carácter impuesto por éste. En el número dedicado a Leo, la muchacha protagonista, Laura Laurensthall, arrogante y segura de sí misma empresaria, se ve envuelta en una intriga que incluye un viejo castillo, asesinos sádicos con traumas infantiles, voyeurismo y sexo softcore (al menos en su edición española). O lo que es lo mismo, una mezcla de terror gótico, giallo, erotismo y todo aquello que el autor encontró atractivo y/o comercial. Exactamente igual que en el cine (2),donde cintas tan notables como “Il sesso della strega” (1973) de Angelo Panaccio, “La noche que Evelyn volvió de la tumba” (1971) de Emilio Miraglia, o esta “La bambola di Satana” aunaron lo que les interesó de los diversos géneros.






En el film que aquí nos ocupa, el único acreditado en la filmografía como realizador de Ferrucio Casapinta, éste utiliza una trama de intriga en la estela de “El gato y el canario” sirviéndose de la envoltura y muchas constantes del terror gótico italiano: un viejo castillo con sus pasadizos y mazmorras y supuestas viejas maldiciones, las noches lluviosas, una mujer paralítica, muda y aparentemente loca que habita la antigua habitación de Elizabeth, una fotografía agresiva y la iluminación de candelabros, las escenas de tortura en forma de ritos sadomasoquistas paganos, etc... algo de giallo, con ese asesino vestido de negro y guantes de cuero a juego que se deshace de todo aquel que estorbe, esa planificación de los asesinatos de éste, esos giros argumentales descarados... amén del erotismo (suave en este caso, qué le vamos a hacer) a cargo de la protagonista (3).





Como en todo terror gótico italiano que se precie de serlo, Casapinta cuida con mimo la puesta en escena y la composición de planos (la espléndida escena de la ¿pesadilla? de Elizabeth es un buen ejemplo), que, junto a su preciosista y barroca fotografía, y sus personajes de una pieza dotan a la cinta de una similitud, más acusada aún que otros títulos análogos de su tiempo, con aquellos fumetti per adulti a los que hacíamos alusión al principio de estas líneas, a lo que ayuda también el estilo de los créditos iniciales e incluso la banda sonora a cargo de Franco Potenza. El realizador lo tiene claro, y la forma se impone a la narrativa.




Sus personajes, unidimensionales, tienen un carácter meramente funcional, y parecen más los arquetipos de cualquier peplum: la chica (rubia) sufrida, el héroe musculoso, el colega chistoso de éste, la malvada (morena) que supura sexo por cada poro de su piel... todos siempre en su sitio justo. Cabe destacar el personaje de Jack, el novio de Elizabeth, interpretado por el franco-suizo Roland Carey, quien toma el protagonismo a media película para acabar por convertirse en el héroe de la función, siempre trajeado y liándose a hostia limpia contra los villanos, nos hace por momentos ausentarnos de este tebeo... perdón, película de horror y misterio para adentrarnos en uno de los pseudo-Bonds de la década. No en vano, Carey era conocido por interpretar algunos de aquellos filmes europeos de super-agentes... y a algunos titanes del peplum. Alfonso & Miguel Romero

Psychometro: ••••


(1) Así, “Belzeba” ubicaba sus aventuras en la España inquisitorial, “La Mosquetera” en la Francia del S. XVII, “La Texana” en el salvaje oeste americano, o “Zora” comenzaba sus andaduras en el Londres de 1859. Aunque otros, como por ejemplo, “Zagor”, dibujado por Nicola Del Principe (el mismo de las viñetas de “Sukia” o “Dorina”), y publicado en español por diversas editoriales en distintos formatos, pululaba con total impunidad en sus páginas por los Cárpatos (enfrentándose a un socias de Drácula), el far west americano, o una selva africana propia de las novelas de Edgar Rice Burroughs.



(2) Estamos hablando del cine de terror italiano de la época, pero no está de más recordar que en los 60 el cine y el cómic transalpinos se influyeron uno al otro en constantes trasvases. Fue además la época de los fumetti-filmes, y de las viñetas saltaron a las pantallas el “Diabolik” de las Giussani a manos de Mario Bava en 1968, la “Satanik” de Max Bunker y Magnus a cargo de Piero Vivarelli aquel mismo año, y la “Valentina” de Guido Crepax lo haría en el “Baba Yaga” (1972) de Corrado Farina.... entre muchísimos otros.



(3) Erna Schurer, italiana de ascendencia germana, se paseó por el cine de género italiano durante dos décadas, recorriendo títulos tan singulares como “Lola Colt” (1967) de Siro Marcellini, western al servicio de la morena Lola Falana, “Le salamandre” (1969) del siempre interesante Alberto Cavallone, “Ivanna” de José Luis Merino, aguantando a un neurótico Lino Capolicchio en la más que recomendable “Le tue mani sul mio corpo” (1970) de Brunello Rondi, realizador con quien volvería a trabajar en “Prisión de mujeres” (1974)... los giallos “Instantánea per un delitto” (1975) de Mario Imperoli y “Desnuda para el asesino” (1975) de Andrea Bianchi... o, en fin, “Las deportadas de las SS” (1976), nazi-exploitation a cargo de Rino De Silvestro.

Etiquetas:

4 Comentarios:

21.4.09 Blogger MarioBava

Gran critica hermamos, a mi personalmente me encanto esta pelicula...No se si hubo edicion en video en castellano de esta pelicula, alguien sabe algo ??...Aunque viendo las cosas que estamos descubriendo que salieron en video en nuestro pais no me extrañaria nada de nada...

Jose

 
21.4.09 Anonymous Anónimo

Respecto al post-it que has escrito, tienes toda la razón en cuanto a la cantidad de material que se editó en nuestro país en vídeo. Fue increíble. Los primeros años del magnetoscopio, cuando las leyes de distribución aún no estaban fijadas y muchas de las compañías eran medio piratas (o no del todo legales, como prefiramos decir) nos llegó de todo. Material hoy imposible de pensar que tengamos alguna edición en DVD (aunque sea de estas no muy oficiales de tantas compañías como Regia, Creative, etc...). Recuerdo, perdona si me pongo nostálgico, nuestro primer contacto con el vídeo. Fue en 1988 cuando nos compraron de Reyes nuestro primer reproductor (de VHS), y nuestro asalto a los vídeoclubs fue masivo. Había una cantidad horrorosa de vídeoclubs por el barrio (muchos desaparecieron con la caída del cine del año 92-93, que luego resurgiría fuerte en el 94-95), muchos de ellos apenas traían novedades, ya que disponían de un increíble stock de películas donde cabía de todo: chinas (muchas con carátulas engañosas que mostraban dibujos de actores occidentales, o créditos falsos indicando a Bruce Lee en lugar del impersonator Bruce Le o Brus Lee.. esto me encanta), italianas (con los créditos sajonizados, por decirlo de alguna manera), americanas de serie-B de los 60 y 70 (biker-movies, blaxploitations...), alemanas (los “Report de colegialas” y compañía...), suecas... etc... Recuerdo que se me ponían los dientes largos ante las carátulas de muchos títulos que se exhibían en las estanterías del Beta... Ya cuesta trabajo, pero insistiendo mucho aún se pueden encontrar (de cuando en cuando) alguna curiosidad. Hace unos años nos pillamos en VHS por 50 céntimos “No mires tanto que te quedarás ciego”, una cinta de los 70 (estrenada en cines en su día en USA) producida por Uschi Digart (la de las pelis de Russ Meyer) que vienen a ser sketchs de chistes típicos de las películas de Pajares y Esteso, pero con muchas chicas del burlesque americano de la época (ya sabes lo que nos pirran las pin-ups, strippers y demás...)...

ALFONSO

 
21.4.09 Blogger cerebrin

Gran reseña. Este es un título de esos que siempre he andado buscando ante sus buenas referencias. Por como la ponéis, supongo que será una especie de "El verdugo escarlata", aunque un poco "más adulta"...

 
22.4.09 Anonymous Anónimo

Gracias por tu comentario. La comparación con “El verdugo escarlata” es de lo más acertada. Ambos filmes tienen esa mezcla de ingenuidad y crueldad, un aspecto a tebeo colorista y esa irresistible mezcla de gótico, giallo y demás... todo muy italiano. Y los dos tienen un erotismo light similar.

Alfonso

 

Publicar un comentario

 
Pkv revista de análisis cinematográfico. Prohibida su reproducción (incluso indicando la procedencia).