Psychotronic Kult Video.tk: Desnuda ante el asesino <body OnContextMenu="return false"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d21878572\x26blogName\x3dPsychotronic+Kult+Video.tk\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/\x26vt\x3d9189659977127148319', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-2239433-1"; urchinTracker(); </script>

miércoles

▼ REVIEWS

Desnuda ante el asesino

Nude per l’assesino IMDb




Año: 1975 (Italia)
Director: Andrea Bianchi
Interpretes: Edwige Fenech, Nino Castelnuovo, Femi Benussi, Solvi Stubbing, Franco Diogene, Erna Schürer, Amanda, Lucio Como, Silvana Depreto.


Sinopsis: Una muchacha fallece durante un aborto clandestino. Pronto, gente del estudio fotográfico Albatros, donde la chica trabajaba, empiezan a ser asesinados. Cualquiera de ellos puede estar detrás de las muertes.

Comentario: Pese a unos inicios algo más serios, pronto Andrea Bianchi se decantaría por la exploitation pura y dura. En su quinta película, “Desnuda ante el asesino”, el realizador romano apostaba por el giallo (1). La cinta arrancaba con un prólogo estupendo, con una joven que durante un aborto muere en la mesa de operaciones. Para desentenderse del incidente, el médico llama a un amigo y llevan el cuerpo a casa de la chica para simular que ésta ha fallecido allí en la bañera, dejando el grifo abierto. Y con un grifo abierto y sonando el agua correr, el asesino preludia que va a deshacerse de las correspondientes víctimas, será siempre parte del modus operandi del maníaco homicida de turno (2). Un psicópata que en este caso cambia la arquetípica indumentaria propia de “La Sombra”, el personaje pulp, por un ceñido mono y casco de motorista que nos oculta su identidad (3).




Lástima que el resto de la película no esté a la altura, y encontramos más anotaciones en el debe que en el haber. Uno de los puntos más flacos del film recae sobre un pilar básico del giallo, los asesinatos. Si estos, su ejecución y su liturgia, son muchas veces la razón misma del género, sobre la que se tejen unos guiones a veces prescindibles, la originalidad de estos y su particular puesta en escena hubiera hecho las delicias de Thomas De Quincy. No vamos a comparar a Bianchi con el maestro, pero hasta los filmes de Mario Bava más maltratados por la crítica, “Cinco muñecas para la luna de agosto” (1970) y “Bahía de sangre” (1971), contienen unas increíbles, originales y muy trabajadas escenografías del crimen (4). Y sin embargo, Bianchi se muestra rutinario en ello, con el enmascarado psicópata dando muerte a todos sus objetivos de igual manera, a cuchillazo limpio.




Además, quedando buena parte de estos fuera de campo, dando la sensación que es más por no trabajar la puesta en escena que algo pretendido. Tampoco recurre a la estilización y manierismos propios de su tiempo, ni siquiera adopta la cámara subjetiva como punto de vista del psicópata (y el espectador), prefiriendo colocarse a espaldas de aquel. A destacar, no obstante, en el desenlace, cuando el motorista se enfrenta a Carlo (Nino Castelnuovo), y aquel se arma con la espada que sostiene una armadura entre sus piernas, de tal modo que parece estar arrebatándole su virilidad (algo que va en consonancia con los motivos del asesino) en un momento que queremos ver intencionado.




Y si en un giallo los crímenes no funcionan como el motor de la acción ¿qué le interesa al director?. Era 1975, los vientos soplaban en otra dirección (5) y Bianchi parecía ya prever su ulterior carrera, marcada por el sexo (6). Abundan pues los desnudos de las féminas, contando en el reparto con los estupendos cuerpos de Edwige Fenech (7), Erna Schürer o Femi Benussi. Y el realizador se permite incluso comentarios jocosos sobre las posaderas de la Benussi (a cargo de un Castelnuovo que parece estar en una comedia de Alvaro Vitali o Lino Banfi) o terminar la cinta con un chiste sobre el sexo anal.


Para sus fines, Andrea Bianchi se sirve de algunas constantes del género (ya clichés) que datan del principio de éste, el mundo de la moda (8) y las lesbianas. Las casas de moda, los estudios fotográficos, las modelos, los fotógrafos, etc... datan en el giallo desde sus orígenes, desde la seminal “Seis mujeres para el asesino” (1964) de Bava padre (9), y recorre toda la trayectoria del género hasta llegar a los intentos, ya en los 80 y 90, de resurgir el mismo con cintas como “Crímenes en portada” (1987) de Lamberto Bava, “Bajo el vestido nada” (1985) de Carlo Vanzina, o su secuela “Demasiado bellas para morir” (1988) de Dario Piana. Las lesbianas fue otra constante del thrilling all’italiana (10) en mil y un títulos desde los primeros ejemplos de éste en los años 60, asociadas generalmente a las clases altas, a mujeres de carácter liberal, sin prejuicios ni ataduras, convertidas pues en uno de blancos favoritos del asesino moralista de turno, y en el film de Bianchi influye incluso en el desenlace de la trama.



El realizador incluye a los ricos decadentes y viciosos habituales en el cine de género italiano de la época, representados en esta ocasión por el matrimonio propietario del estudio Albatros. Ella, Gisella (Amanda), es quien realmente dirige el negocio. Lesbiana, aprovecha su posición para acostarse con las chicas con las que trabaja, manteniendo una relación de dominación. Él, Maurizio (11), es un pobre diablo, siempre a la sombra de su esposa e impotente con las chicas, sólo es capaz de montárselo con una muñeca hinchable. Ambos serán, desde luego, objetivos a eliminar por el maníaco. Quién se oculta tras el casco de motorista no resulta al final muy difícil de averiguar conforme avanza el metraje, ya que el resto del personal del estudio ha sido pasado a cuchillo.




En el terreno musical, los motivos reconocibles del género que marcaran Ennio Morricone o los Goblin son sustituidos por un tema principal de funky-jazz más propio del thriller de acción norteamericano del momento. Y a lo largo de la cinta escuchamos una melodía más acorde con el cine erótico italiano. Seguramente por todo lo reseñado arriba, “Desnuda ante el asesino” es uno de los giallos que siempre ha gozado de peor crítica. Pero, a su favor, decir que su carácter de producto exploitation, repleto de descaradísimos desnudos de las chicas que pueblan el film, sus concesiones a la comedia,... lo hace hoy muy disfrutable. Y lo coloca por encima de otros títulos como, por ejemplo, “Ojos sin cara” (1994) de Bruno Mattei, por otro lado loable intento de resucitar el género en un momento de sequía, quizá el giallo más aburrido que hemos visto... Alfonso & Miguel Romero

Psychometro

•••••



(1) Aunque en los libros dedicados al giallo salga acreditado como tal, el primer film de Bianchi, “Diabólica malicia” (1972), más que con el thrilling all’italiana tiene relación con exitosos trabajos de Polanski como “Repulsión” (1965) o “La semilla del Diablo” (1968).



(2) En el asesinato del fotógrafo Mario Ferrari (Claudio Pellegrini), el grifo abierto es sustituido por el asesino echándose un vaso de whisky. Con el mismo sonido pero sustituyendo el líquido elemento. El agua se cambia por... sí, JB. Por cierto, hay constante publicidad a lo largo de todo el film de tal marca y de Levi’s.



(3) En 1980 Ken Hughes dirige en los USA un psychothriller cuyo asesino luce misma indumentaria, “The terror eyes”, conocida en nuestro país con el desconcertante título de “Psicosis 2” (en VHS por Shock Video). Y, no sabemos si esto es muy descabellado, pero ¿qué hay del cruel y sádico motorista asesino del comienzo de “Hostel 2” (2007)?, recordemos que en la película de Eli Roth hay no pocos guiños al cine de género italiano de la era dorada, incluida Edwige Fenech de profesora... de arte.


(4) Sólo un par de ejemplos (hay muchos, cada uno que elija el/los que quiera) de giallos que acusaban gran importancia del sexo y que además prestaban singular impronta a la originalidad de los asesinatos y una muy currada puesta en escena de los mismos: “La bestia mata a sangre fría” (1971) de Fernando Di Leo, y “La noche que Evelyn volvió de la tumba” (1971) de Emilio P. Miraglia.



(5) Según diversas voces, a mediado de los 70 el giallo estaba agotado, ya había dado todo de sí. Es entonces cuando proliferan lo que algunos críticos llaman porno-thrilling, filmes donde los actos del maníaco homicida son tan sólo un mac-guffin para mostrar carne femenina, cintas más próximas al softcore que al giallo propiamente dicho, sin que ello medre la brutalidad de los asesinatos. Los mayores ejemplos serían “Crimen sin huella”/“Giallo a Venezia” (1979) de Mario Landi, y “Play Motel” (1979) de Mario Gariazzo.



(6) La filmografía de Bianchi va a seguir orientada al erotismo, ya sea en comedias, dramas e incluso en sus cintas de terror, caso de “Posesión de una adolescente”/“Malabimba” (1979), su aportación al cine satánico surgido al calor de “El exorcista” (1973) de William Friedkin, donde pesa bastante la presencia del sexo, y de la que en algunos países gozaron de una versión con insertos hardcore. Ya en los 80, Bianchi alternó cintas de género con incursiones en el triple X.


(7) Uno de los grandes nombres de la comedia sexy italiana por derecho propio. La Fenech no obstante intervino en un buen puñado de giallos: “Top sensation” (1969) de Ottavio Alessi, la mencionada más arriba “Cinco muñecas para la luna de agosto” de Bava, “Las lágrimas de Jennifer” (1972) de Giuliano Carmineo, o “La perversa señora Ward” (1971), “Todos los colores de la oscuridad” (1972) y “Vicios prohibidos” (1972), las tres dirigidas por Sergio Martino, por aquellos años cuñado de la intérprete.



(8) En ocasiones sustituido por los afines y también glamourosos terrenos del cine, el teatro e incluso la ópera, en títulos como “Ciak... si muore!” (1974) de Mario Moroni, “Aquarius” (1986) de Michele Soavi, o el “Terror en la ópera”/”Opera” (1987) de Dario Argento.



(9) Un universo que revisitaría en 1969 en “Un hacha para la luna de miel”.


(10) En la última década dos psychothrillers franceses, “En lo profundo del bosque” (2000) de Lionel Delplanque (en muchos aspectos un remake inconfeso del “Aquarius” de Soavi) y “Alta tensión” (2004) de Alexander Aja, se han aproximado mucho al viejo giallo italiano, y en ambos chicas lesbianas tienen notable importancia en la trama, aunque ahora con otros roles que meras víctimas... los tiempos cambian.

(11) Interpretado por el orondo Franco Diogene, un actor muy prolífico en el cine de género al que se le recuerda principalmente por sus personajes de salido tras las prietas carnes de la Fenech (¡y quién le culpa!) en las comedias sexys al servicio de ésta. Dentro del giallo le veríamos en “Extraña muerte de una menor” (1975) de Sergio Martino, o el “Trauma” (1980) de Gianni Martucci, esta última en los confines del género.




Trailers







Etiquetas:

5 Comentarios:

30.6.09 Blogger cerebrin

Bastante de acuerdo con la reseña. Un film muy rutinario y prescindible, solo animado por la reunión de bellezones que encabeza su reparto.

 
2.7.09 Blogger Javier Quijano Llicán

Hola , aqi siempre visitando tu blog, no me considero conocedor de cine y menos de esta rama del cine, pero esoty realmente encantado con la seleccion que haces. Nos haces conocer ese cine q muchos nunca nos enteraríamos pero que realmente nos interesa.
Gracias y saludos

 
3.7.09 Blogger Lazoworks

"Bahia de sangre" fue maltratada por la crítica???? Joder, pues a mi me encanta!!!!! Me parece una de las mejores de Bava.
Por cierto, una reseña estupenda. Como siempre amigos.
Saludos!

 
5.7.09 Blogger punkandroll

A mi sin ser una de las grandes del genero me parecio entretenida, aunque ese toque comico como el del final la empobrecen bastante, eso si, bellezas si que salen, le daria el aprobado. Un 5 de 10.

 
7.8.09 Blogger Mr . A

Muy buena critica /reseña o como lo querais llamar , muy trabajada , se nota gusto por el detalle, que sabeis de lo que hablais y que hay un buen trabajo de documentacion detras , lo que no es poco tal como esta la critica de cine en nuestros dias. A ratos me ha parecido estar releyendo EL GIALLO ITALIANO: LA OSCURIDAD Y LA SANGRE del maestro Antonio Jose navarro .

os seguire de cerca , un saludo .

 

Publicar un comentario

 
Pkv revista de análisis cinematográfico. Prohibida su reproducción (incluso indicando la procedencia).