Psychotronic Kult Video.tk: La noche de los sexos abiertos <body OnContextMenu="return false"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d21878572\x26blogName\x3dPsychotronic+Kult+Video.tk\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/\x26vt\x3d9189659977127148319', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-2239433-1"; urchinTracker(); </script>

martes

▼ REVIEWS

La noche de los sexos abiertos

La noche de los sexos abiertos IMDb




Año: 1983 (España)
Director: Jesus Franco
Interpretes: Lina Romay, Miguel Angel Aristu, Jesús Franco, Albino Graziani, Lorna Green, Antonio Mayans, Juana de la Morena


Sinopsis: Moira, quien hace espectáculos eróticos en una sala de fiestas, es convencida por un amigo para que le ayude a estafar a un viejo alemán nazi, y sonsacarle información del paradero donde esconde una gran cantidad de lingotes de oro. Pero hay más gente que conoce la existencia de dicho tesoro y quiere hacerse con él.


Comentario: Cuando se aprueba el decreto de 11 de noviembre de 1977, que permite los desnudos y el sexo no explícito en las pantallas españolas (y que igualmente termina con la censura) bajo la clasificación “S”, Jesús Franco llevaba ya no pocas producciones eróticas a sus espaldas, incluso algunos títulos en doble versión soft/hard rodados en Francia durante los 70 (1). El tío Jess fue uno de los primeros en lanzarse a la aventura de tan insigne etiqueta, rodando un aluvión de producciones que incluye algunas de sus mejores cintas de la década: “Macumba sexual” (1981), “Aberraciones sexuales de una mujer casada” (1980) o “La casa de las mujeres perdidas” (1982), junto a algunos filmes menores y más intrascendentes como “Las chicas de Copacabana” (1981) o el que aquí nos ocupa.


No cabe duda que lo relevante de la película era aprovechar el tirón del cine erótico del momento, dado la gran cantidad de metraje que ocupa el folleteo y los números sexuales de cabaret, aderezados (o así) con una trama cómica de espionaje propia de una historieta del Anacleto de Manuel Vázquez (2). El título puede que fuera idea de los productores (3), pero el resto es 100% Jesús Franco. Desde esos planos iniciales durante los créditos, vistos multitud de veces antes, la banda sonora reciclada de otras cintas anteriores, su típico humor entre absurdo y tontorrón, la omnipresencia de Lina Romay y el habitual cast jessfranquiano, sus característicos movimientos de cámara... o los números de cabaret que, si bien están presentes en la filmografía anterior del director como “Miss Muerte” (1965), “Sangre en la noche” (1970) o “El diablo que vino de Akasawa” (1971), a partir de esta etapa, amén de explicitarse todo lo que la ley vigente permitía (en algunos casos osando rozar el hard), se alargan hasta la extenuación, marcando la pauta que continuará en algunas de sus producciones en vídeo digital de finales de los 90 en adelante, como “Marie Cookie y la tarántula asesina” (1998) o “El infierno virtual del Dr. Wong” (1999), donde los exhibicionistas números cabareteros conforman prácticamente la película entera, son la propia esencia, quedando el resto de la trama (ejem!) como meramente ornamental.


Como hacíamos mención unas líneas más arriba, el sexo se manifiesta, además de en jocosos revolcones sexuales (casi todos a mayor gloria de la Romay), principalmente en los ya citados espectáculos eróticos a cargo también de la musa/compañera del realizador, donde éste hace malabares para ser lo más explícito posible sin llegar a la clasificación X, aún no legalizada en España, aunque se acerca a ella peligrosamente en las masturbaciones de la susodicha, o en aquella escena (muy del gusto del director, si bien un poco extraña en esta cinta que oscila hacia la comedia) que torturan a una chica para sacarle información y le introducen un soplete en el sexo.



Un film que disfrutarán especialmente los fans de Lina Romay, por razones más que obvias, que gustará a los incondicionales del incombustible Jesús Franco, y que disfrutarán con nostalgia los degustadores de las clasificadas “S”. Pero puede descolocar a los profano. Alfonso & Miguel Romero


Psychometro: •••••





(1) Un remontaje, sin el menor de los sentidos, de las escenas hard de estas dobles versiones (siempre a cargo de una esforzada Lina Romay) por parte de Joe D’Amato (bajo el pseudónimo de Dave Though) vio la luz con el título de “Justine”. En nuestro país distribuirían la cinta los especialistas en la materia Films Vídeo 28 como “Justina, lady lujuria”.



(2) Jesús Franco siempre ha confesado su admiración por el dibujante que creara para la editorial Bruguera personajes tan carismáticos como las hermanas Gilda, Angelito, 13 Rue del Percebe (que al no entregar nunca las páginas a tiempo se la pasarían a Francisco Ibáñez) o la familia Cebolleta, en cuyas páginas encontrábamos críticas subversivas a la época. De hecho, Vázquez interpretaba al dibujante que traza para la policía el retrato robot del asesino en “Gritos en la noche” (1961), y el tío Jess llamó a su productora Manacoa Films en homenaje a aquella inexistente isla donde en tantas misiones secretas era enviado Anacleto.

(3) El propio Jess recuerda que fueron los productores los que impusieron el título más llamativo y explícito de “Aberraciones sexuales de una mujer casada” que el más conciso y poético (y a su modo sadiano) de “Cecilia”.


Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

 
Pkv revista de análisis cinematográfico. Prohibida su reproducción (incluso indicando la procedencia).