Psychotronic Kult Video.tk: SITGES 2010 -CRONICA- <body OnContextMenu="return false"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d21878572\x26blogName\x3dPsychotronic+Kult+Video.tk\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://psychotronickultvideo.blogspot.com/\x26vt\x3d9189659977127148319', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-2239433-1"; urchinTracker(); </script>

lunes

▼ REVIEWS

SITGES 2010 -CRONICA-



SITGES 2010



El Festival Internacional de Cinema de Sitges sigue conservando un pequeño apartado en su programación ajeno al paso del tiempo, sobretodo en sus sesiones nocturnas, pero principalmente en las maratones que se inician de madrugada, para ese cine que aún conserva ese espíritu de los subgéneros del cine de terror (o fantástico si se prefiere) de otras épocas, que inundaba los videoclubs durante nuestra infancia y adolescencia y que seguimos recordando en esta web. Que este cine aún tiene cabida se deja notar por ejemplo en los remakes de viejos clásicos de culto de finales de los 70 y principios de los 80 proyectados en el Festival durante esta edición, como son I spit on your grave y El día de la madre (esta última ha sido incluso elegida como la película de clausura de la edición 2010 del Festival de Sitges), reversiones actualizadas de viejas gemas de la ultraviolencia y suciedad del cine explotation americano de serie b que proliferaron en aquellos años dorados del (sub)género. Las nuevas versiones resultan más asépticas y pulcras que las originales, y obviamente están hechas con muchos más medios y mejor factura, ya no tienen esa suciedad y violencia tan genuina en apariencia de las originales, pero el resultado es disfrutable, sobretodo en el contexto de una maratón de madrugada con el cine lleno, esa sensación que ya es difícil vivir en otro lugar que no sea este Festival. Remarcable Rebecca De Mornay como protagonista de Mother´s Day, premiada además por el Festival con el premio Máquina del Tiempo al conjunto de su carrera. Otras joyas de madrugada que pudimos disfrutar fueron Slice (Cheun), un film tailandés que es un estimulante refrito de tendencias del cine de género de diversas épocas, se notan influencias que van desde el Seven de Fincher al Brian de Palma más pasado de vueltas, y que va desde el inicio carcelario a lo El expreso de Medianoche, al thriller a lo Vestida para matar, pasando por el Slasher e incluso el Giallo, para tener un final que sorprende por lo reflexivo y emotivo que acaba resultando. Una pequeña joya. Como The Violent Kind, dirigida por las promesas del género The Butcher Brothers, otro cóctel de madrugada realmente sorprendente, ambientada en una colonia de moteros, que se inicia como una película de posesión diabólica hiperrealista para sorprender a mitad del metraje con un cambio hacia elementos fantásticos, con la aparición de unos zombies rockabillys!. También resulta de lo más estimulante The Life and Death of a Porno Gang, venida de Serbia (igual que la decepcionante, aburrida y chapucera A Serbian Film, la película escándalo de esta edición), que narra la vida errante de un grupo de cabaret porno ambulante que acaba dedicándose a hacer películas Snuff, en un cóctel salvaje de sexo y violencia a mansalva, pero con un trasfondo de humor muy ácido y negro y de cierta crítica social, no esperéis una película escándalo al uso, es una película extrema pero inteligente e irónica (o casi sería mejor decir sarcástica). Mención aparte merece una las revelaciones del género en los últimos años: Adam Mason. En la maratón de bienvenida en el Cine Retiro se pudieron ver dos de sus últimas producciones, Blood River y Pig. Blood River es sin duda una de las joyas de este Festival, cine claustrofóbico y denso pero poderoso, un thriller psicológico con algunos elementos de western y sobrenaturales, para nada una película con psicópata ni un survival al uso, sino cine de personajes que esconde una reflexión oscura sobre la moral, la culpa y la redención. El actor fetiche de Mason, Andrew Howard, se sale en su interpretación de un peculiar cowboy entre Ángel y Demonio, con un componente religioso sorprendente. Muy diferente resultó ser Pig, con Andrew Howard de nuevo en un papel absolutamente enloquecido. Se trata de un plano secuencia casi único (sólo hay algo de montaje al final de la cinta) donde se muestra una auténtica colección de salvajismo y violencia sin trampa ni cartón. Si Blood river tenia ecos de Las colinas tienen ojos, Pig tiene ecos de La Última Casa a la Izquierda o de otras explotations ultraviolentas de los años 70, pero llevado al extremo, pero todo sazonado con un humor negrísimo que la hace soportable... y hasta divertida en ciertos momentos!. Otras películas con sabor de videoclub ochentero que se pudieron ver fueron: Insidious, nueva película del creador de Saw, James Wan, en su línea de revival del cine fantástico de serie b (y no tan serie b) de los 70 y 80, esta vez centrando los tiros en Poltergeist y demás cine de posesiones de otra dimensión. De agradable visionado para los que echan de menos otra época de este cine. Hatchet 2, secuela de una de las películas revelación de hace unas pocas ediciones, protagonizada por algo así como una especie de Jason de la saga de Viernes 13, pero que se emplea con aún más contundencia que aquel. Un festival de sangre y vísceras a la vieja usanza. Frozen, película de adolescentes atrapados en una situación extrema, esta vez atrapados en un telesilla de una estación de esquí, y por una vez no hay psicópatas sino que la enemiga es la cruel e insensible naturaleza. Lo cierto es que la película funciona en su misión de mantener la tensión del espectador durante 90 minutos. Y por último la nueva película de John Carpenter, The Ward, una de las más esperadas y que, al parecer, decepcionó a mucha gente. Para nosotros se trata de una película de lo más disfrutable, es cierto que no se aprecian las constantes del cine más personal de Carpenter, pero aún así es un buen espectáculo de cine terror a la antigua usanza, entretenido y efectivo. Es un placer ver que aunque nuestro género favorito está lejos de lo que llegó a ser en sus etapas de gloria, aún quedan cosas de las que se pueden disfrutar y que ciertos creadores, como Adam Mason por ejemplo, aún mantienen viva la llama...

0 Comentarios:

Publicar un comentario

 
Pkv revista de análisis cinematográfico. Prohibida su reproducción (incluso indicando la procedencia).